Cómo evolucionó la conectividad en escuelas de Mendoza y el país

En Mendoza, en 2013 el porcentaje de matrícula en escuelas por disponibilidad de conectividad y de Sistemas de Gestión Escolar (SGE) era del 66,7% y en 2022 llegó al 90,4%.

El 89,9% de los estudiantes asisten a escuelas con conectividad en Argentina. Más de la mitad de la matrícula (53,3%) asiste a escuelas con conexión gratuita y provista por el Estado. El 13,2% de los alumnos de escuelas estatales y el 31% de las escuelas rurales aún no cuentan con conectividad, según los últimos datos disponibles, correspondientes a 2021. En las escuelas privadas, solo el 1,9% no tiene acceso a internet.

En Mendoza, en 2013 el porcentaje de matrícula en escuelas por disponibilidad de conectividad y de Sistemas de Gestión Escolar (SGE) era del 66,7% y en 2022 llegó al 90,4%.

Los datos surgen del informe "Conectividad y sistemas de gestión escolar", del Observatorio de Argentinos por la Educación", con autoría de Nancy Montes (OEI/FLACSO), Martín Nistal y Eugenia Orlicki (Observatorio de Argentinos por la Educación). El documento releva las condiciones de conectividad en las escuelas a partir de la información disponible en los Relevamientos Anuales elaborados por el Ministerio de Educación de la Nación. También presenta datos sobre la existencia de sistemas de gestión escolar en las instituciones educativas, es decir, medios informatizados para el registro de información administrativa y pedagógica de los estudiantes (legajos, notas, asistencia, etc.) y docentes (legajo, asistencia, altas y bajas del personal).

"El documento tiene dos objetivos: presentar cómo en los últimos años se amplió la existencia de sistemas de gestión escolar en el país y en cada jurisdicción, y caracterizar las condiciones que aún requieren ser atendidas para que el desarrollo y uso de estos sistemas sea posible. El acceso a la conectividad es uno de esos recursos imprescindibles. Un 13,2% de las escuelas estatales y un 31% de las escuelas rurales constituyen aún un desafío para esa meta y, a la vez, requieren el diseño de estrategias alternativas para avanzar en la consolidación de sistemas nominales, que por ejemplo permitan gestionar toda la información de los estudiantes a partir de un registro único", explica Nancy Montes, coautora del informe.

El 10,1% de los estudiantes argentinos asisten a escuelas sin conectividad: la cifra ascendía al 28,6% en 2013. En estos años también creció el acceso gratuito a internet: el 71,9% de las escuelas públicas tiene conexión provista por el Estado, mientras que el 14,9% debe pagar. En las escuelas privadas, en cambio, el 94,9% cuenta con conexión paga y solo el 3,2% tiene acceso gratuito, según los datos de 2021.

El acceso a la conectividad se incrementó en todas las provincias desde 2013. Solo quedan cinco jurisdicciones con menos del 80% de la matrícula con acceso a internet: Santiago del Estero (64,9%), Tucumán (70,9%), Chaco (75%), Catamarca (75,9%) y Jujuy (76,7%). Casi la totalidad de las escuelas están conectadas en Santa Fe (99,8%), CABA (99,6%), San Luis (99,4%), Río Negro (98,5%), Tierra del Fuego (98,0%), Córdoba (97,7%), La Pampa (97,6%) y Neuquén (97,1%).

El 66,2% de los estudiantes asisten a escuelas que tienen algún sistema informatizado de gestión escolar. Las provincias más rezagadas en la implementación de esta herramienta son Catamarca (donde solo el 14,7% de los alumnos asisten a escuelas con sistemas de gestión), Tucumán (31,5%), Santiago del Estero (34,5%), Chaco (38,6%), Chubut (39,8%) y Salta (48,9%).

Al cruzar los datos de conectividad con los de disponibilidad de sistemas informatizados de gestión, se observa que hay un 26,9% de matrícula que asiste a escuelas con conectividad pero sin sistema de gestión: en estas escuelas existe una posibilidad aún no desplegada, indican los autores del informe.

"Los avances en materia de conectividad en las escuelas son auspiciosos. Sin embargo, hay un 26,9% de matrícula que asiste a escuelas con conectividad pero sin sistemas de gestión escolar. Es necesario profundizar la estrategia de implementación de estos sistemas, incluso apoyados en herramientas offline, que permitan dotar a las instituciones educativas de información útil para su gestión cotidiana al mismo tiempo que continuar construyendo y consolidando una base federal homologada con cobertura nacional con información nominalizada", afirma Samanta Bonelli, del Observatorio de Argentinos por la Educación.

Contar con estos sistemas contribuye a que las escuelas "reduzcan el tiempo destinado al trabajo administrativo y puedan destinar más tiempo a tareas de acompañamiento pedagógico", señala Martín Scasso, especialista en información educativa. Y agrega: "Los datos muestran que el país ha avanzado sostenidamente para mejorar las condiciones tecnológicas de base. El trasfondo de estos datos es la necesidad de un cambio cultural más profundo y complejo, que demandará más tiempo, hacia la apropiación de estas herramientas en las escuelas. Los sistemas de gestión constituyen recursos valiosos para una mirada institucional pedagógica en temas clave como las trayectorias escolares o la inclusión, y el modo de trabajar con ellos en las escuelas debe considerarse como un tema relevante de agenda".

Por su parte, Daniel Pinkasz, investigador de FLACSO, resalta la importancia de avanzar en la producción de información de mayor complejidad que permita conocer los usos de la conectividad y de los sistemas de gestión escolar para la mejora de la enseñanza: "¿En qué medida la conectividad está al servicio de la acción pedagógica? ¿De qué manera los sistemas de gestión escolar impactan en los resultados educativos? Entendemos que estas preguntas son fundamentales para que la información provista por los sistemas converja al servicio de políticas pedagógicas".

Esta nota habla de: