Joe Biden, a tres semanas de ser el nuevo presidente

El debate que no fue, el "cisne negro" del Covid-19 de Trump, el récord histórico de votantes por correo y los dos escenarios posibles. El análisis de Miguel Marín en Gaceta Mercantil, compartido por Memo.

Miguel Marín

El candidato demócrata Joe Biden se encuentra en la antesala de un resultado histórico en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre en EEUU, según coinciden analistas y encuestadores con distancias de cinco a 14 puntos, según los sondeos de último momento, a su favor en la contienda con el mandatario Donald Trump.

Ya pasó el primer (y único) "no-debate" presidencial entre Donald Trump y Joe Biden, donde todos los analistas más respetados coincidieron en que solamente fue un intento de Trump de "descontrolar" a Biden vía acciones de "bullying" permanentes con interrupciones y falsedades por doquier. No lo consiguió.

La mayoría de los sondeos indican que lo ganó claramente el candidato demócrata sin mayores argumentos que mostrarse como lo que es: una persona educada y respetuosa.

Gana Trump: Por qué Donald Trump seguirá siendo presidente

Ni siquiera Trump fue lo suficientemente astuto durante el debate como para fijar una posición razonable sobre la cuestión racial, cuyo conflicto está a flor de piel en buena parte del país norteamericano luego del asesinado de George Floyd en Minneapolis.

Ante la pregunta directa del moderador por su posición sobre un grupo supremacista blanco muy violento conocido como "Proud boys", evitó condenarlos claramente y se limitó a "ordenarles" en términos callejeros "stand back and stand by boys" (retrocedan y estén alertas), agregando frases tales como "alguien tiene que hacer algo con Antifa y esa izquierda". Claramente una posición revulsiva para millones de votantes blancos moderados con medios y altos niveles educativos que constituyen su mayor debilidad en esa porción del electorado. En los estados más conflictivos con esta temática florecieron banderas de grupos supremacistas con la leyenda "Stand back and stand by", atizando cenizas aún calientes.

Cómo van las encuestas en EEUU

En suma, nada bueno para rescatar de la confrontación televisiva entre los candidatos presidenciales al punto que a nadie extrañó la cancelación de los siguientes bajo la excusa de que el formato virtual (post contagio de Covid-19 de Trump) no satisfacía adecuadamente a ambas partes.

Trump con Covid: ¿un cisne negro en el final de la campaña?

Ya pasó el impacto de la noticia del testeo positivo del jefe de la Casa Blanca, pero volvió locos durante un par de días a los encuestadores tratando de determinar si tendría alguna incidencia a su favor en las inclinaciones del electorado.

Por el contrario, la mayoría de ellos recabaron datos acerca de que el principal responsable de eso había sido el propio Trump con su "irresponsabilidad" a la hora de tomar las mínimas medidas de protección que el propio CDC y todos los especialistas recomendaban.

La política de EEUU, con modales cada vez más argentinos

En el camino, si en los primeros momentos de conocerse la noticia algunos de los estrategas del "team Trump" vislumbraron la posibilidad de generar alguna corriente de empatía hacia su líder "aprovechando" su enfermedad, el propio Donald con sus afirmaciones grandilocuentes se encargó de destrozarlas al minimizar sus dolencias con términos tales como "me siento fantástico", y saliendo a saludar a sus seguidores en caravana por Washington (exponiendo en período de contagio activo a los agentes del Servicio Secreto que lo custodian).

Ahora, recuperado de la enfermedad, lanza frases tales como "soy inmune" o "Joe no puede salir de su sótano"...Cero empatía para con los millones de adultos mayores que -dentro su misma franja etárea-, sienten miedo ante el avance descontrolado del Covid-19 en muchos estados y adhieren a la posición de Biden, que en las antípodas refuerza constantemente su mensaje de "cuidarse y ser responsables".

US Postal Service: la batalla por el Correo

Pareciera que cada grito de Trump sólo sirve (amén de enardecer a su base dura, que le festeja cualquier cosa) para mostrar su nerviosismo y descontrol en el último tramo de la campaña al ver la distancia que lo separa de su rival. Terminá de leer este artículo de Miguel Marín en Gaceta Mercantil haciendo clic aquí.

Esta nota habla de:
Más