El Gobierno confirmó que los vuelos de cabotaje no volverán en julio

El aumento de los casos de coronavirus en el AMBA y las medidas restrictivas aplicadas por el Ejecutivo nacional no permitirán que se concrete la reanudación de los vuelos de cabotaje fijada para el 15 de julio.

El ministro de Transportes de la Nación, Mario Meoni, confirmó que no volverán los vuelos de cabotaje el 15 de julio, el cual estaba previsto por el Ejecutivo nacional. Sin embargo, por el aumento de los casos en el AMBA que obligó a las autoridades a restringir el desplazamiento de personas y volver a lo que se denomina fase 1 del aislamiento.

Se postergará "por un tiempo", dijo el funcionario nacional sin especificar ni adelantar una fecha posible.

"Hay conectividad de vuelos especiales a algunas provincias. Eso va a ir incrementándose a medida que las actividades de los distritos vayan aumentando", dijo

Meoni indicó que junto a Aerolíneas Argentinas, trabajaron en un protocolo que ya está listo para vuelos de cabotaje e internacionales. "Esperábamos ponerlo en funcionamiento a mediados de julio y empezar con la interconexión entre provincias que no tuvieran circulación comunitaria", explicó.

Sin embargo, la situación en el AMBA no permitirá que eso sea posible y la actividad aeronáutica comercial seguirá detenida, tal como se decretó en marzo.

Según dijo el ministro, además de lo que sucede en Capital Federal y Provincia de Buenos Aires, "hay muchos gobernadores que tienen temor, así que estamos haciendo consultas con cada uno de los responsables del transporte en las provincias para ver en qué momento lo consideran posible".

Aunque todavía no tiene fecha de regreso, el sector aeronáutico no será el mismo porque se retiró Latam, el principal competidor de Aerolíneas Argentinas.

Esta nota habla de:
Te puede interesar
Cuánto salpica la caída de LATAM al Banco Santander
Coronacrisis

Cuánto salpica la caída de LATAM al Banco Santander

LATAM, la mayor aerolínea de Latinoamérica y sus filiales en Chile, Perú, Colombia, Ecuador y Estados Unidos se declararon en bancarrota o concurso de acreedores en un tribunal de Nueva York tras el impacto de la crisis del coronavirus. Decidió irse de la Argentina.