Las irrisorias declaraciones del responsable del geriátrico donde murieron 14 personas

El cura Fernando Yáñez, a cargo del geriátrico de San Rafael donde murieron 14 personas con covid-19, dijo que quizás fallecieron por vacunarse contra la gripe.

En las últimas semanas murieron 14 adultos mayores que residían en el geriátrico de la "Fundación Hogar de Jóvenes San Luis Gonzaga", ubicado en Monte Comán (San Rafael). Ante esto, el responsable del lugar, el conocido cura Fernando Yáñez, intentó explicar qué causó los fallecimientos.

En diálogo con "Te digo lo que pienso", por radio Nihuil, Yáñez dio unas irrisorias declaraciones, sugiriendo que estas muertes se habrían producido porque estas personas se habían vacunado contra la gripe, y citó el caso de Mauro Viale (había recibido una vacuna, pero contra el covid-19).

"Algunos médicos me dicen que puede haber sido la vacuna contra la gripe la que generó (la muerte). Así dicen, en esto nadie lo sabe. Hay mucha confusión. Yo tengo amigos que han muerte habiéndose vacunado, y tenemos el caso de Mauro Viale, que con dos vacunas se murió", dijo.

En primer lugar, Yáñez habló de la vacuna como causa probable de muerte, pero de la vacuna contra la gripe. Luego, sostuvo que la vacuna contra el coronavirus podría ser contraproducente, y citó el caso de Viale. Igualmente, es falso que el periodista había recibido dos dosis: sólo se colocó cuando ya había contraído covid-19.

En segundo lugar, a Yáñez se le preguntó por qué los adultos mayores no habían recibido la vacuna contra el covid-19, habida cuenta de que los adultos mayores de geriátricos fueron de los primeros en recibirla en Mendoza. Y el cura lanzó: "Es que no teníamos la autorización de la familia".

Un dato curioso aquí es que Yáñez planteó que está en contacto con los familiares, y que éstos pidieron que los adultos mayores permanezcan en el lugar. Llama la atención que estando en contacto no les haya pedido la supuesta autorización para recibir vacunas contra el covid-19.

"Somos el último orejón del tarro, es un hogar para ancianos desprotegidos, todos con comorbilidades. Todos arriba de 80 años, los tenemos nosotros sin ayuda del estado provincial. Los mantengo con lo que me dejaron mis padres", siguió el relato del religioso, que fue expulsado de la Iglesia católica años atrás, pero él sigue definiéndose como sacerdote.

Por otra parte, Yáñez manifestó que ninguno de los 14 adultos mayores que murieron fueron internados porque habría una supuesta orden del Ministerio de Salud de rechazar a personas de edad avanzada en los hospitales. "Priorizan a las personas de menor edad", sostuvo.

En el geriátrico en el que murieron 14 personas en los últimos 20 días quedan 17 personas. "Uno consiguió cama en el hospital", contó, y dijo que se trató de un empleado joven, "por eso le dieron cama".

Escuchá la entrevista abajo o haciendo click aquí.

Esta nota habla de: