Chile: el sector turístico pide un cambio más para que vayan más argentinos en el verano

Desde el 1 de diciembre comenzarán a habilitarse los pasos terrestres entre ambos países, pero sólo el 1 de enero será el turno de Cristo Redentor. Los empresarios chilenos piden modificar un requisito clave.

Desde el 1 de enero se podrá comenzar con una nueva etapa en la reactivación del sector turístico en Mendoza con la habilitación del Sistema Integrado Cristo Redentor y la vuelta a la normalidad en el tránsito en la frontera. Desde esa fecha se permitirá la salida de los chilenos y la entrada de los argentinos al vecino país por la vía terrestre.

Los trasandinos pueden salir sin requisito alguno y en su regreso, si tienen tres dosis de vacunas aplicadas, no necesitarán cuarentena ni testeo. Quienes tengan sólo dos dosis, deberán hacerse un PCR en la frontera y seguir un aislamiento hasta que tengan resultado negativo.

Ese mismo criterio se aplicará para los argentinos que ingresen a Chile, pero además se pedirán otros requisitos y uno de ellos es el que critica el sector turístico en el vecino país y pide su modificación.

Por ahora las empresas turísticas trasandinas mostraron su disconformidad con los pedidos que se hacen a los extranjeros para ingresar, lo que temen que desmotive a los visitantes, especialmente a los argentinos, que son claves para el turismo en varias zonas de Chile.

Los que se pide hoy es un PCR, un seguro médico por US$30.000, una declaración jurada (C19) y la homologación de las vacunas a través del sitio mevacuno.gob.cl. Este último punto es el que molesta al sector turístico, porque el proceso para los extranjeros puede demorar hasta 30 días.

"Parece que el Minsal nos sigue considerando una zona de sacrificio. Porque de nada nos sirve que permitan el ingreso de turistas extranjeros si mantienen el engorroso proceso de validación de vacunas y de los trámites que se exigen para ingresar a Chile", dijo Ricardo Margulis, presidente de Fedetur.

En el sector se quejan por todos los requerimientos, pero principalmente por la homologación, ya que destacan que Chile es el único país que pide una, cuando la más común es que se permita el ingreso con algún documento o certificado de vacunación.

A todo esto, se suma por ejemplo el formulario de declaración jurada, el cual es largo, pide muchísimos y debe hacerse por cada persona. Además, al hacer la declaración jurada se exige luego que durante 10 días los visitantes tengan que hacer un autodiagnóstico a través de Internet, lo que implica que los turistas tengan que ocuparse de esto cuando van al país a buscar descanso y esparcimiento.

El dirigente del turismo aseguró que por la homologación y los requisitos que se ponen tienen un alto nivel de cancelaciones de reserva, porque cuando comienzan a hacerse los trámites muchas personas se desaniman al enterarse de más detalles de los que da a conocer la autoridad trasandina.

Fedetur había calculado en unos US$ 1.200 millones el imapcto en el sector por este tipo de trámites y requisitos.

Cuando falta un mes y medio para que los mendocinos puedan cruzar las fronteras por tierra después de casi dos años, los empresarios del turismo en Chile esperan lograr que se sigan flexibilizando los requisitos para cruzar la cordillera.

En la actualidad los chilenos o residentes, los que están autorizados para cruzar por tierra, volvieron al pasado, cuando se hacían los trámites migratorios en los dos complejos fronterizos, ya que están funcionando por separado.

Se estima que con la apertura oficial de Libertadores el primer día del 2022, todo vuelva a tener cierta normalidad y se vuelva al trámite unificado, aunque con los requisitos especiales que se están solicitando, es probable que las históricas demoras en la frontera se agudicen.

Esta nota habla de: