Valle de Uco: solo Tunuyán recupera algo del empleo privado registrado perdido

Los datos duros ponen al Valle de Uco en el tercer lugar entre los cuatro oasis productivos de Mendoza en materia de recuperación del empleo privado registrado. La vitivinicutura no está siendo protagonista en la mejora de la situación, como se esperaba. El rescate parece llegar de la mano del turismo, el entretenimiento y la construcción.

De los cuatro oasis productivos identificables en Mendoza, solo se ha recuperado a buen ritmo el empleo privado registrado las zonas del Gran Mendoza y Mendoza Sur (leer aquí), mientras que el Valle de Uco se queda con el tercer lugar y de los tres municipios que lo componen solo uno emerge. El Gran Este, como lo vimos (clic aquí), está estancado.

Si bien se podría pensar que la realidad valletana es distinta y floreciente, la información disponible calma las expectativas. Solamente Tunuyán registra cifras positivas, mientras que el saldo del estudio que abarca 12 meses es negativo tanto en San Carlos como en Tupungato. Este último departamento es donde se registran las peores cifras de toda Mendoza en la materia, con -183 empleos a lo largo del período analizado. Y San Carlos el penúltimo, con -68 en la cifra final.

Es el turismo y la gastronomía junto con la actividad inmobiliaria lo que permite que en Tunuyán haya crecido 5,9%. Otros factores que tiran hacia arriba son la enseñanza, la construcción, los servicios artísticos, culturales, deportivos y de esparcimiento, la intermediación financiera y seguros, y también algo los servicios técnicos y profesionales.

Empleo privado registrado: luces y sombras en el Gran Este, la zona más estancada

Eminentemente agrícolas, la actividad del campo solo dejó cifras positivas en Tunuyán (8,7%) y castiga a San Carlos (-12,4%) y Tupungato (-2,8%).

El suministro de agua, la actividad inmobiliaria, la actividad financiera y seguros son las que más cayeron en San Carlos. Aquí, la única actividad que sumó notablemente algo de empleo es la gastronomía y el turismo.

En Tupungato, en tanto, hay un rubro que en el medio de la debacle del empleo creció 100% y es el que remite a las actividades artísticos, culturales, deportivos y de esparcimiento.  La industria -centralmente la vitivinícola- no está generando empleo y más bien parece lo contrario (-7,7%).

Mendoza Sur, con motores encendidos y ganas de despegar: los datos que dibujan un nuevo horizonte

De todos modos la peor situación se registra en servicios de asociaciones y servicios personales, con -47,5%.


Esta nota habla de:
Más de Economía