En claves: qué implica el intercambio de información financiera firmado con EEUU

Este lunes, el ministro de Economía argentino firmó un convenio con el embajador de Estados Unidos. Los detalles y declaraciones.

El ministro de Economía, Sergio Massa, firmó junto al embajador estadounidense en Argentina, Marc Stanley, un acuerdo para el intercambio de información financiera que abarcará a personas físicas y jurídicas, y que no requerirá aprobación legislativa en ninguno de los dos países.

El convenio entrará en vigencia el 1 de enero de 2023 y permitirá acceder a los datos de cuentas sin declarar de los argentinos de forma automática

A través de este acuerdo, EEUU le va a proveer a la AFIP por 9 meses hasta el 30 de septiembre, datos de las cuentas individuales, cuentas de sociedades integradas por ciudadanos argentinos con cuenta en EEUU y ciudadanos argentinos integrantes de trusts con cuentas en EEUU.

Massa firmó la continuidad de 11 directores y 2 coordinadores en su equipo

Mientras tanto, Massa enviará al Congreso un proyecto de blanqueo de capitales con el que se buscará complementar la firma del acuerdo de intercambio de información tributaria con EEUU, para que los contribuyentes argentinos puedan acceder a un régimen de exteriorización de bienes que no tienen declarados en el país.

"EEUU nos da la información financiera sobre las cuentas declarables a la Argentina con identificación del titular de cuenta, identificación de la institución financiera, monto bruto de intereses divididos, dividendos u otras rentas", afirmó el ministro previo a la firma del convenio.

"Básicamente se trata de que toda la información del ejercicio que cierra lo cierto es que nos pone el acceso a la información de cuentas desde septiembre del año pasado", aclaró Massa en una entrevista radial.

Con una interpretación diferente respecto a los alcances, especialistas tributarios afirman que este sistema de intercambio solo informa quién es el titular de la cuenta, más algunos datos adicionales, sin obligación de hacerlo con los beneficiarios finales.

Esto se explica, según publicó Ámbito Financiero, en que el IRS (la AFIP de Estados Unidos) no dispone de esa información por un amparo que deviene de la ley de secreto bancario en el país norteamericano..

En el Ministerio de Economía estiman que los fondos no declarados en cuentas estadounidenses rondan los u$s100.000 millones y confían que, sobre ese total, ingresarán en la AFIP poco más de u$s1.000 millones anuales, producto de la información que recibirá la AFIP sobre cuentas de residentes argentinos en instituciones financieras de Estados Unidos.

Esta nota habla de: