Murió Hesayne, el obispo que denunció los crímenes de la dictadura

Junto a los obispos Jorge Novak y Jaime de Nevares hicieron frente al Terrorismo de Estado y a la Doctrina de Seguridad Nacional desde los organismos de los Derechos Humanos, especialmente desde la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH).

Murió Miguel Hesayne, el "padre Miguel", quien fuera obispo de Viedma y denunciara, en forma mplacable, los crímenes de la dictadura, en pleno gobierno de facto. Tenía 96 años.

"Desde la Diócesis de Azul se comunicó el fallecimiento Mons. Miguel Esteban Hesayne, Obispo Emérito de la Diócesis de Viedma. Encomendemos al Señor a nuestro apreciado Miguel Esteban y a su querido Instituto Cristífero. Pedimos que para Él brille la luz que no tiene fin". Con este mensaje en su cuenta de la red social Twitter, la Conferencia Episcopal Argentina despidió a monseñor Miguel Hesayne, obispo emérito de Viedma y uno de los prelados de aciva participación en la resistencia contra la dictadura y en la denuncia de los delitos contra los Derechos Humanos.

Miguel Esteban Hesayne nació el 26 de diciembre de 1922 en la ciudad bonaerense de Azul. Fue ordenado sacerdote en 1948 en el seminario San José de La Plata. Fue uno de los adherentes al manifiesto de los 18 obispos del Tercer mundo, publicado el 15 de agosto de 1967.

Junto a los obispos Jorge Novak y Jaime de Nevares hicieron frente al Terrorismo de Estado y a la Doctrina de Seguridad Nacional desde los organismos de los Derechos Humanos, especialmente desde la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH). 

Esta nota habla de: