25 amigos para la Corte

Escribe Sergio Bruni sobre el proyecto del Gobierno de ampliar al máximo a la Corte: "Puede ser el tercer fracaso del gobierno K para colonizar la Justicia, si así fuera, enhorabuena para la división de poderes, pilar fundamental del sistema republicano".

Sergio Bruni

"No hay dos sin tres", reza el dicho popular. Por ello, a pesar de haber fracasado en los dos intentos anteriores de modificar el sistema de justicia, el gobierno de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner va por el tercer intento: la ampliación a 25 del número de integrantes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.


El Gobierno quiere hacer de la Corte un "mini Senado" de 25 miembros

Diversos gobiernos ampliaron el número de integrantes de la Corte, en los años '90, Carlos Saul Menem la llevó de cinco miembros a nueve integrantes. Hecho institucional conocido como la "mayoría automática" que funcionó con la precisión de un experto cirujano para darle al entonces presidente Menem, los fallos que le interesaban servidos en bandeja.

La idea fija de algunos sectores del Gobierno por licuar el poder de Comodoro Py, hizo que se presentara un proyecto para mezclar el fuero federal con el de Instrucción. Fue el primer intento de "reformar la justicia"

A mediados de 2020, cuando la pandemia nos tenía a todos encerrados, el oficialismo presentó un proyecto para diluir a los 12 juzgados federales de la Capital. Allí se investigan los casos de corrupción que involucran a los funcionarios del Poder Ejecutivo de cualquier gobierno, como los de lavado de dinero, narcotráfico o cualquier delito vinculado con la corrupción pública.

La intención del Gobierno era fusionar los 12 juzgados federales con los 11 juzgados en lo Penal Económico -que investigan casos de contrabando y evasión impositiva- hasta alcanzar 23 juzgados en lo que se iba a llamar el Fuero Penal Federal. El Senado con los votos oficialistas aprobó la reforma judicial que no llegó a tratarse en Diputados porque no podía alcanzarse el número de legisladores necesario para convertirla en Ley.


Con la firma de Fernández Sagasti: este es el proyecto para ampliar la Corte a 25 miembros

El Gobierno nunca pudo designar al juez federal Daniel Rafecas al frente de la Procuración General de la Nación, desde donde se ejerce la jefatura de todos los fiscales nacionales y federales. Alberto Fernández lo anunció, hubo foto y desde diciembre de 2019 cuando se hizo pública la postulación, el trámite de Rafecas no ha dado un solo paso en el Senado que maneja Cristina Fernández de Kirchner. Vale recordar que, para la designación del jefe de los fiscales nacionales y federales hace falta conseguir los votos de los dos tercios del Senado. Igual que para nombrar jueces en la Corte.

La Procuración General de la Nación está en manos interinamente de Eduardo Casal, en virtud de que es el más antiguo procurador ante la Corte . El oficialismo intentó modificar el modo en que se elige a la cabeza del Ministerio Público Fiscal, ya que el kichnerismo no estaba de acuerdo que el Procurador fuera el juez federal Rafecas (candidato del Presidente) ni muchos menos Casal. Por ello, propuso que en vez de con dos tercios de los votos del Senado se pudiera nombrar a una persona al frente de Procuración General de la Nación con mayoría simple. Tal proyecto eliminaba a la oposición en la decisión de elegir a tan alto magistrado.

A partir del ejemplar fallo de la Corte de diciembre del 2021, que declaró incontitucional la modificación del Consejo de la Magistratura que impulsó Nestor Kichner a través de la ley 26080, la furia del gobierno se desató (sin fisuras internas en este caso) contra los miembros de la Corte.

A tal punto, que Alberto Fernández juntó a los gobernadores de su partido (salvo Schiaretti de Córdoba y Perotti de Santa Fe) para avanzar en la modificación del número de jueces de la Corte para que sean 25 los miembros con una fuerte injerencia de los gobernadores de provincias en su designación. De aprobarse tan peregrina idea estaríamos ante un conflicto institucional sin precedentes en la historia argentina: una Corte ampliada a 25 miembros pero que solo tendría cuatro integrantes designados como establece la Constitución.


Limaron a Cornejo en "el canal de Macri"

Puede ser el tercer fracaso del gobierno K para colonizar la Justicia, si así fuera, enhorabuena para la división de poderes, pilar fundamental del sistema republicano.

En cambio, si el tercer intento por apropiarse de la justicia se impusiera, estaríamos frente a una modificación de facto de la Constitución. Tal hipotética situación, colocaría a aquellos que la formulen, consientan o firmen, en el delito de traición a la patria previsto en el artículo 29 de la Constitución Nacional.




Esta nota habla de: