A un año del primer protocolo anti-covid, que surgió en un departamento mendocino

Se cumple un año de que General Alvear decretó el uso obligatorio del barbijo (antes que la provincia) e implementó un protocolo sanitario para mantener los comercios abiertos.

Hace un año, en Mendoza se establecía la obligatoriedad de utilizar tapabocas, en un departamento que también fue pionero en sancionar un protocolo sanitario para que los comercios esenciales permanezcan abiertos: General Alvear.

El protocolo que decretó el intendente Walther Marcolini disponía el uso obligatorio de protección facial para ingresar a locales comerciales, edificios públicos y bancos, entre otros, mientras que en la provincia aún se debatía la necesidad, o no, de usar tapabocas.

Aquel protocolo también establecía "pasos sanitarios" en comercios, donde sí o sí había que desinfectarse con alcohol en gel las manos y, además, quedaba prevista la utilización de hipoclorito de sodio para humedecer las suelas de calzados.

Ese protocolo, que se utiliza hasta el día de hoy, determinaba que haya demarcaciones que aseguren una distancia mínima y establecía también una ocupación máxima de acuerdo con los metros cuadrados del comercio y cualquier institución con acceso al público.

"Son medidas que necesitamos tomar, por el bien de toda la comunidad. Estamos todos en riesgo, tenemos que cuidarnos y hacer un esfuerzo", destacaba en abril de 2020 el intendente radical de General Alvear, Walther Marcolini.

Las medidas que tomó en aquel momento el departamento de General Alvear fueron novedosas a nivel nacional, por lo que hubo repercusión mediática en medios de CABA (video superior).

Esta nota habla de:
Más de Covid-19