Avanza en la UNCUYO la inclusión laboral de personas travestis, transexuales, transgénero y no binarias

Esto es luego de haberse presentado los resultados de un registro para cubrir el cupo laboral de estos colectivos de acuerdo con las normas establecidas para los cargos del personal del Sector Público Nacional. Ahora, las Facultades deberán proponer vacantes.

Con la presencia de autoridades universitarias del Rectorado y de las Unidades Académicas de la UNCUYO, se compartió el Informe sobre la Primera Convocatoria e Inscripción al Registro de Anotación Voluntaria de Personas Travestis, Trans y No Binarias aspirantes a ingresar a trabajar en la Casa de Estudios.

De esta manera, se da el primer paso para la aplicación efectiva de las Ordenanzas 11 y 19, aprobadas durante 2021 por el Consejo Superior, que determinan la implementación del Cupo Laboral para estos colectivos, como así también su reglamentación y autoridades de aplicación dentro de la institución.

Previo a la presentación del Informe, el secretario de Bienestar, Gustavo Montoya, comentó que de a poco se va materializando "este anhelo que todos y todas teníamos" respecto del reconocimiento y visibilización de derechos de estos colectivos. "Esta es una responsabilidad que debe encarar la UNCUYO, para que a través de este registro sepamos quienes están interesados e interesadas en acceder a un puesto dentro de la Universidad", enfatizó el funcionario, en las instalaciones del CICUNC.

Asimismo, hizo hincapié en que la Casa de Estudios necesita cada vez más visibilizar estos temas, ser cada vez más inclusiva, "como lo ha demostrado en estos 8 años de gestión, más entendedora de cualquiera de las minorías, de las posibilidades de dar un lugar importante y reconocer derechos a quienes les resultan más difíciles que se les reconozcan, y eso la Universidad lo ha hecho, este es un paso más".

"Lo importante es que en breve la Universidad pueda concretar esta idea de que por año al menos una persona pueda haber ingresado a trabajar, a través de los diversos mecanismos previstos", cerró Montoya.

Por su parte, el coordinador de Ciudadanía Universitaria y Participación de Bienestar, Alejandro Cabral Páez, destacó que el documento es la primera etapa de este proceso, donde se relevó información acerca de las personas interesadas en trabajar, "en esta demanda que es histórica y que es sumamente necesario empezar a implementar".

"Para mí esto es un orgullo, porque como parte del colectivo es muy valioso completar, o al menos ir avanzando en situaciones que uno ve de compañeros y compañeras trans", expresó Cabral Páez, a lo que añadió: "Sabemos que son uno de los sectores más vulnerados de nuestra sociedad, y que como Universidad y Estado, tenemos que dar respuestas a esas necesidades que no han sido resueltas aún".

A continuación, el joven compartió con el público el documento, iniciativa que elaboró la coordinación de Ciudadanía Universitaria y Participación.


El Informe


Revela las características de la población que se inscribió, pero también servirá para cualquier proyecto de investigación que se desee encarar.

Entre otros datos, el trabajo relevó 38 personas inscriptas, su género y rango etario y escolaridad alcanzada. A su vez, ocupaciones actuales, experiencias laborales, emprendimiento y actividades, y conocimientos informáticos, como así también cursos realizados y conocimientos generales adquiridos, y sus carreras y títulos alcanzados.

Se trata de un documento que será útil para el diseño e implementación de políticas públicas universitarias, que apunten a garantizar la igualdad real de oportunidades de uno de los sectores más vulnerados y relegados de los espacios de socialización, por motivos de discriminación a su identidad y expresión de género.

Quienes deseen consultar el Informe, deberán ingresar al siguiente enlace.

Cómo sigue


Ya finalizada la etapa de registro, y que luego se conozcan las vacantes laborales dentro de la Universidad, la Coordinación de Gestión del Personal convocará a una comisión integrada por representantes de las autoridades de aplicación del reglamento y del gremio No Docente. Esto a los efectos de analizar los antecedentes de las personas inscriptas y de entrevistarlas para saber en profundidad cuál es el perfil laboral del o la aspirante. A partir de allí, se elaborará un informe vinculante del orden de mérito para luego remitirlo a la autoridad correspondiente para contemplar la incorporación del o la agente.

A los efectos de garantizar la igualdad real de oportunidades, el requisito de terminalidad educativa no puede resultar un obstáculo para el ingreso y permanencia en el empleo, por lo que se le ofrecerá la posibilidad de que finalice los estudios faltantes mediante la coordinación de los servicios que ofrece la UNCUYO u otras instituciones.

A su vez, las autoridades de aplicación deberán garantizar espacios de capacitación para el empleo y formación laboral como así también mecanismos de acompañamiento para la permanencia en el empleo que requieran las personas travestis, transexuales, transgénero y no binarias.

Esta nota habla de:

Más leídas de Hechos