Carta abierta a Mauricio Macri

Dice Daniela Sencion, autora de esta carta de lectores: "Vos, Mauricio, deberías tomar la iniciativa, dejando de intercambiar mierda con el gobierno, no entorpecer ningún grupo que trata de armarse con vista a 2023, asumir que no has hecho ningún curso que avale tus aspiraciones a una segunda presidencia, y desaparecer de la escena política".

Daniela N. Sencion

Recurro a la protagonista de la obra maestra de Quno para rescatar una reflexión como base de esta nota. Como de costumbre estaban charlando Susanita con Mafalda que estaba quejándose de la mala situación política y económica del País. De pronto a Mafalda se le iluminaron los ojos y una expresión de alegría en su cara.  "Tengo la solución", dijo. "Lo que necesitamos es una universidad para aspirantes a presidentes". Rápidamente desapareció la alegría de su cara y sus ojos. "No funciona la idea porque tendríamos que importar profesores".

Así llegamos al viejo callejón sin salida donde el ciudadano no cuenta con bases sólidas para decidir su voto, porque vive estresado y hasta con temor, porque asiste impotente al imparable declive de la economía, la falta absoluta de seriedad política, la creciente inseguridad, el descreimiento en la Argentina de los capitales extranjeros y locales, que no ignoran la anarquía que sufre el país.

La solución es posible, pero muy difícil. En las últimas décadas los equipos gobernantes han estado integrados en su mayoría por una parte de hombres y mujeres muy inteligentes pero mal paridos, corruptos y coimeros que han usado la Patria y su pueblo para sus propios intereses pasándose La Constitución por los genitales, y el resto que no logró hacer una "O" ni con una copa o un compás pero fue puntual a la hora de pasar por caja.

En 2015 la mayoría del pueblo creyó ver en Macri no al hacedor de un milagro, sino a un hombre capaz de dar un vuelco a favor y conseguir para la Argentina el respeto que se merece por parte del resto del mundo.

Pronto pero tarde nos dimos cuenta que Mauricio no solamente no asistió a la Facultad de presidentes sino que no tuvo la valentía de asumir su muy limitada capacidad para gobernar y formar un gabinete y un equipo de asesores capacitados dispuestos a remar por la patria, y apoyar al presidente a cumplir una parte de lo mucho que había prometido.

Al contrario salvo pocas excepciones, se rodeó de gente inteligente a la cual ya me he referido, otros inservibles y algunos traidores, de los cuales voy a nombrar a Marcos Peña que fue un contrapeso durante cuatro años, Aranguren que trabajó tres años para el exterior con la venia de Mauricio, y la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley que estaba convencida que Las Malvinas eran inglesas. Estos tres, junto con el presidente tenían y cuidaban sus propios negocios que tenían fuera del país.

Conseguido el objetivo, pronto quedó en evidencia la ineficiencia y o desinterés del gabinete y asesores que no evitaron que el presidente debutara humillando al pueblo argentino y su investidura visitando al Papa.

Como era de esperar, fue recibido por Francisco con cara de culo durante 17 minutos en un recinto parecido a un depósito.

Con el transcurso del tiempo, hubo que asumir que Mauricio y asociados no tenían capacidad para gobernar con acierto, pero sí para seguir mintiendo como si aún estuvieran en campaña electoral.

Recordemos un acto realizado en agosto de 2017.- donde Mauricio y Stanley blanquearon toda su falacia, ignorando la muerte de muchos pobres e indigentes (mayormente niños/as) por falta de alimento, abrigo y medicamentos, al reiterar la promesa de pobreza cero.

Ya dije que un cambio de fondo favorable es difícil, pero estoy segura que es posible.

Vos, Mauricio, deberías tomar la iniciativa, dejando de intercambiar mierda con el gobierno, no entorpecer ningún grupo que trata de armarse con vista a 2023, asumir que no has hecho ningún curso que avale tus aspiraciones a una segunda presidencia, y desaparecer de la escena política. Caso contrario vas a facilitar la continuidad de la ignorancia y la corrupción extrema, o la instalación del fascismo en la Argentina de la mano de Milei.

Los integrantes del actual gobierno no son discípulos del Mahatma Gandhi

Vos y tu gente no eran discípulos de Nelson Mandela, eran un rejuntado.


Esta nota habla de: