Estatales a sus casas: una medida que ya aplicó Alfonsín ante la peor crisis energética

Este jueves y viernes, los empleados estatales deberán trabajar de manera remota. Así lo ordenó el Presidente, como una medida de ahorrar electricidad, ante la altísima demanda por la ola de calor.

"A los fines de reducir el consumo de energía eléctrica, los días 13 y 14 de enero de 2022 (...) deberán realizar la prestación de servicios mediante la modalidad de prestación de trabajo a distancia", decretó hoy el presidente Alberto Fernández.

La decisión, que tiene como objetivo reducir la demanda de energía ante los picos de consumo que se generaron por la ola de calor, es una réplica de una medida que implementó Raúl Alfonsín en medio de la crisis energética de enero de 1989, meses antes de su renuncia.

Tituló Clarín el 6 de enero de 1989: "Asueto estatal hasta el martes para ahorrar luz". En aquel momento, entre fines de 1988 y comienzos de 1989, Argentina atravesaba una de sus peores crisis energéticas. Incluso, el asueto a los estatales con fue la única medida adoptada.

En aquel momento, se decidió que los canales de TV operaran sólo 4 horas diarias, los bancos funcionaban de 8 a 12, entre otras. También se recuerda una cena de ministros en Olivos alumbrada con sol de noche y misiones de emergencia a Estados Unidos.

Contribuyeron a aquella crisis energética algunos factores que se repiten hoy, sobre todo el escaso caudal de ríos generadores de energía, como el Paraná. Fue el paso del tiempo lo que terminó dejándola atrás, básicamente con la disminución natural de las temperaturas en los meses siguientes.

Claro que existe una clara diferencia entre lo que decretó Alfonsín y la medida que adoptó Fernández: en 1989, al no existir posibilidad de trabajo remoto, directamente se dictó un asueto. Ahora, en principio, deberán hacer trabajo remoto.

Mirá la tapa de Clarín de aquel momento:

Esta nota habla de: