Maniobra del peronismo: quebró a propósito su bloque para tener más representantes en el control de la Justicia

Alfredo Cornejo, Patricia Bullrich y Mario Negri son algunas de las figuras de Juntos por el Cambio que cuestionaron la maniobra del oficialismo en el Senado de la Nación. Generaron dos bloques para así tener más representantes en el Consejo de la Magistratura, ente que controla a la Justicia.

En una maniobra inusitada y sin más excusas que poder tener más representantes en el órgano que controla los pasos de la Justicia, el bloque del Frente de Todos en la Cámara Alta se dividió en dos para quedarse con el lugar de la segunda minoría para la designación de uno de los representantes del Senado en el Consejo de la Magistratura. La jugada fue cuestionada por la oposición y apuntada como una decisión para "intentar controlar la Justicia".

"Vergonzosa e impostada división del bloque de senadores del Frente de Todos para intentar robarse un lugar en el Consejo de la Magistratura", escribió el senador radical y exgobernador mendocino Alfredo Cornejo, en su cuenta de la red social Twitter, minutos después de conocida la decisión.

El diputado Mario Negri consideró que "el único plan que tiene Cristina Kirchner es controlar la Justicia" y que por eso "mandó a dividir el bloque de Senadores para impedir que Luis Juez llegue al Consejo de la Magistratura". "En Diputados seguramente harán lo mismo para impedir que asuma Roxana Reyes. Sólo quiere su impunidad", agregó.

Las cartas de José Mayans -ahora presidente del bloque Frente Nacional, integrado por él y 20 senadores más- y de Juliana Di Tullio -que encabezará Unidad Ciudadana, integrada por un total de 14 legisladores cristinistas- fueron enviadas en simultáneo a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, apenas horas después de que Juntos por el Cambio exigiera la designación de en el Consejo de la Magistratura de los dos representantes del Congreso por la primera y segunda minoría.

Máximo nerviosismo de CFK por perder mayoría en el control de los jueces

A las críticas de Cornejo y Negri le siguieron las de otros referentes de la principal fuerza opositora, la que se vería afectada por la movida cristinista al perder la posibilidad de designar a Luis Juez para ese cargo en el Consejo de la Magistratura.

La oposición denunció la jugada del peronismo.

"Partir el bloque de Senadores del PJ para intentar lograr asignarse un consejero más re interpretando las minorías después de consumado el fallo es cómo apostar a un número después que salga en la ruleta. Es ridículo y grave. Sin vergüenzas. Estado fallido", fue el duro tuit del diputado Waldo Wolff.

También fue contundente la reacción de la líder del PRO, Patricia Bullrich, que apuntó directamente contra Vicepresidenta. "Patético, cobarde y siniestro. ¡Basta, Cristina Fernández! Deje a la Argentina en paz", escribió.

Para la diputada del PRO Dina Rezinovsky, "esta movida no sólo demuestra la debilidad que tienen sino que expone la desesperación por obtener impunidad al controlar la Justicia a través del Consejo de la Magistratura". "No van a lograrlo porque vamos a dar las peleas que haya que dar para que la Ley se cumpla", advirtió.


Esta nota habla de: