Los tres proyectos mineros que podrían ir a la Legislatura en el corto plazo

Los expedientes están siendo analizados por la Dirección de Protección Ambiental y pertenecen a una misma compañía, la cual estuvo ligada al grupo Macri. El director de Minería anticipó en agosto que enviaría otro proyecto de exploración a la Legislatura antes de fin de año.

A fines de agosto el director de Minería, Roberto Zenobi, anticipó que una de las ideas que tenían antes de finalizar la gestión de Rodolfo Suarez era enviar otra Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para la exploración de un proyecto minero a la Legislatura. Aunque los plazos son ajustados, en la actualidad hay tres yacimientos bajo análisis en la Dirección de Protección Ambiental (DPA) que buscan la aprobación de una DIA, todos ellos pertenecientes a Geometales SA, compañía que estuvo muchos años relacionada al grupo Macri y que en su momento se encontró con el freno de la Ley 7.722.

Cuál es el futuro de la minería según Manzano, socio de Mendoza en Potasio Río Colorado

La Adriana, El Burrero y Las Choicas presentaron sus informes de impacto ambiental y se encuentran en proceso de evaluación en la DPA. Se trata de los únicos proyectos que por el momento tienen la posibilidad de conseguir la aprobación de una DIA para explorar en el corto plazo, pero Las Choicas sería el que tiene mayor nivel de estudio y potencial. Se han hecho perforaciones y -aunque rudimentariamente- tuvo un proceso de explotación hace más de un siglo. En ese momento se sacaba el material y se llevaba en mulas a Chile para su procesamiento.

"Las Choicas" es un proyecto de cobre que está ubicado a pocos kilómetros de Las Leñas, en el departamento de Malargüe, departamento elegido por el Ejecutivo -a través de Impulsa Mendoza- para el desarrollo de la actividad minera con las restricciones que pone la Ley 7.722. 

El último movimiento registrado en el expediente del informe de impacto ambiental de Las Choicas data del 11 de septiembre de este año y corresponde a una disposición en la que se le indican a Geometales los resultados del informe técnico sectorial y se le notifica de una lista con información adicional necesaria para poder aprobar la DIA.

En la misma fecha también se movieron los expedientes de La Adriana y El Burrero, todas formaciones cercanas y que están en manos de Geometales S.A. Esta compañía minera, dedicada a la exploración de cobre y oro, era parte del grupo Macri y justo cuando se aprobó la 7.722 realizaba exploración en Las Choicas, la cual se vio interrumpida porque se impuso un filtro político para cualquier proceso nuevo que quisiera iniciar. Luego, la compañía pasó a formar parte del grupo ODS del primo de Mauricio Macri, Ángelo Calcaterra, hasta que éste vendió sus empresas a Marcelo Mindlin.

La exploración de Las Choicas

De acuerdo a la información del informe de impacto ambiente, el Proyecto Las Choicas se encuentra ubicado a 135 km al NO de la ciudad de Malargüe y la superficie a utilizar para las tareas de exploración y el campamento suman unas 350 hectáreas, dentro de unas 8.853 hectáreas de concesión.

El area de proyecto posee un clima frío, semiarido, con precipitaciones mayoritarias de nieve y vientos preponderantes del noroeste, algo típico de alta montaña. 

Actualmente en el área de proyecto existen tres usos o aprovechamientos del suelo: el uso ganadero extensivo estacional, la actividad minera de exploración y el turismo de pesca y travesia.

Para los primeros años de exploración se considera una primera campaña de perforación doble proposito aire reverso-diamantina de 10.000 metros. Finalizada la misma, se continuará con la evaluación de los datos obtenidos, generando posteriormente un nuevo muestreo geoquímico de superficie y la realización de estudios indirectos.

Por último, completada esta etapa se dispondrá con la ubicación de nuevas áreas de interés y se diagramará la segunda campaña de perforación de 10.000 metros para ser realizada previo a la finalización del segundo año.

Legislatura

Los proyectos mencionados son los que podrían conseguir una DIA en el corto plazo y, por ende, podrían ser enviados por el Ejecutivo provincial para su tratamiento legislativo y la ratificación del permiso para avanzar con una exploración.

Según comentó en su momento Zenobi, la idea era que antes de fin de año otro proyecto fuera a la Casa de las Leyes, buscando sumarse a Hierro Indio y Cerro Amarillo que lograron pasar el primer filtro legislativo que tiene todo proyecto metalífero en Mendoza por las restricciones de la Ley 7.722.

El avance de estos proyectos también tiene que ver con que tienen detrás una empresa que tiene espalda para poder asumir los costos de un proceso de exploración, a diferencia de la carpeta que tiene Impulsa Mendoza, la cual contiene proyectos con potencial, pero que necesitan de un socio o una empresa junior que se haga cargo de explorar.

Aunque técnicamente es un avance seguir adelante con expedientes de exploración, a pesar de las restricciones de la ley antiminera, el ritmo de desarrollo que tiene la provincia en un proceso que en otras partes del mundo es simple y habitual, es claramente insuficiente por el filtro político y la utilización que se hace de la actividad. Eso, porque desde el momento que se explora una mina y se puede lograr explotarla puede pasar fácilmente una década. Son procesos caros, muy técnicos y que en muchas ocasiones la ecuación económica o la calidad del mineral echan por tierra. Son demasiados factores que, sumados a lo complicado que hace todo el filtro político, espanta a los inversores.

Esta nota habla de: