Los escalones que sube Orozco, la reaparición de los exgobernadores y los datos de Zuban, Córdoba y Riorda sobre la incertidumbre política

Una serie acciones que marcan la semana que termina y dejan pétalos por desojar en la que se inicia, en materia política. El encuentro protagonizado por Orozco en Las Heras, con importantes apoyos, la hiperactividad de Cornejo y el nuevo protgonismo de Lafalla y Bordón. La muy puntual reaparición de Roberto Iglesias y el trabajo silencioso de Jaque.

La semana fue marcada por diversos hechos políticos, tanto a nivel mendocino como nacional. En todos los casos, con más expectativas a futuro planteadas desde una situación de incertidumbre que de confianza y proyección.

Nadie sabe qué pasará con un gobierno com el de Alberto Fernández que está por el suelo y con 72% de rechazo, según anticipó el equipo de la consultora Zuban Córdoba en una encuesta que presentó este sábado en Mendoza Norte ante un grupo de dirigentes políticos y empresarios convocados por el intendente de Las Heras Daniel Orozco y que será difundido en Buenos Aires recién dentro de 7 días.

Este es el contexto con el que se abre la etapa preliminar al calendario electoral para renovación total de ejecutivos y legislativos de todo el país en 2023, con lo cual la tarea aparece como compleja y si se quiere, cargada de sorpresas.

Qué hacen haciendo lo que hacen los exgobernadores

Como ya lo contara Memo, hay un retorno notable a la política de un exgobernador. Arturo Lafalla se reactivó para "armar banda", tal como se le llama en el peronismo a organizarse para la pelea interna. Desde su entorno prefieren argumentaciones más épicas y académicas, poniéndolo como eje de una "recuperación" del peronismo ante una docena de derrotas y como artífice de planes y proyecciones para Mendoza.

Gabriel Conte Las elecciones se vuelven un concurso de vanidades

En la semana que termina hizo antesala para ser atendido por el intendente de Maipú, Matías Stevanto, a quien muchos miran de reojo con ganas de tirarle el "fardo" de encabezar una candidatura a gobernador, cuando todavía le queda hilo en su comuna. Lo que ocurre es que todo el resto del Partido Justicialista ha dado un pasito para atrás y, en un fenómeno como los habituales en la serie "Los Tres Chiflados", es él quien con solo demostrar preocupación y ocupación por los temas, queda delante de todos.

Pero no fue el único. Lo visitó también José Octavio Bordón. Embajador de Néstor Kirchner y Mauricio Macri, el exgobernador que sucedió al primer gobernador radical de la nueva democracia también cayó por Maipú, en donde desplegó su mirada en perspectiva y se animó a proyectar, ante el jefe comunal, qué le falta a Mendoza hacia adelante. Bordón siempre tiene una receta y se le escucha con atención, porque -dentro de todo- no es de los que peor quedó, sino que por el contrario, hay un recuerdo interno (sobre todo en el peronismo) de construcción y ejercicio del poder que no se logró nunca más en adelante.

Así las cosas, Stevanato cuenta en su equipo ya con el trabajo de un sobrino de Rodolfo Gabrielli, Maximiliano. Y con el acompañamiento de los otros dos gobernadores mencionados, ya puede decirse que se verifica en su entorno un retorno del "Equipo de los Mendocinos".

Asomó Roberto Iglesias y Alfredo Cornejo juega en toda la cancha

Se puede afirmar que, de los exmandatarios mendocinos que viven, solo Paco Pérez no ha salido a la luz pública en la última semana. Julio Cobos no para de participar y junto a Cornejo e Iglesias fueron parte de la última sesión de Juan Carlos Jaliff como senador provincial y como político activo. "El Mula" se mantiene guardado, en su actividad privada y familiar y con nula actividad política, tras su fracasado intento por retornar a la gobernación, hace años, por fuera de la mayoría de su partido, pero quiso acompañar a Jaliff quien ha ido y vuelto una y mil veces cuando algunos todavía están intentando partir hacia algún lado.

El otro exgobernador que juega, pero con la camiseta del gobierno nacional puesta (a pesar de los tironeos del equipo) es Celso Jaque. En forma más silenciosa, hace lo suyo y por estos días intenta que YPF, la empresa de la que es uno de sus directores, no haga más picardías en Mendoza, de donde se lleva la Gerencia de Contrataciones y en donde estaría aplicando medidas que perjudicarían a una histórica empresa muy local, tal vez la única, con 30 años de historia, en beneficio de otras.

Cornejo, por su parte, estuvo en muchas de las asunciones de concejales, cerrando este sábado en Maipú, pero también en actividades en donde no se ha visto mucha presencia del gobernador, Rodolfo Suarez, que llegó de su gira por Israel para estar este domingo en la Legislatura, con su discurso anual de tardía apertura de sesiones ordinarias.

Por ejemplo, pasó por el almuerzo de Fecovita de fin de cosecha, ante 2 mil viñateros y fue parte del convite que hizo Daniel Orozco en Mendoza Norte, en donde además se celebró el cumpleaños de dos presentes: Julio Cobos y Jorge Difonso.

Orozco sube escalones

Puesto a competir por el aval del electorado en el sistema que el propio Cornejo ha impuesto dentro de Cambia Mendoza y la UCR para "ganarse" la candidatura a gobernador, el intendente de Las Heras juega a "Los 8 escalones del millón" y tiene una agenda provocadora y disruptiva que empezó hace una semana con un acto clásico de motivación de la militancia en El Challao, con la presencia de Juan Martín Illia, nieto del recordado y emblemático expresidente.

Este sábado, día raro para organizar un evento técnico político, dio la bienvenida en una sala que tiene una vista monumental del Gran Mendoza, al pie del cerro La Bodeguita, a la presentación anticipada de los datos de la consultora Zuban Córdoba, de los que se habló al principio de esta nota, en donde una primera línea de representantes de los tres poderes, el empresariado y la prensa lo acompañaron, dando una fuerte señal de sus intenciones de romper con los límites de su comuna.

El dato político-además de la información de primer nivel que expuso el team completo de la consultora, con Paola Zuban, Gustavo Córdoba y Mario Riorda- fueron tanto las presencias como quienes desistieron de estar, entre ellos, colegas intendentes y posibles competidores internos.

Lo acompañaron Cornejo, Cobos, Ernesto Sanz, Jorge Difonso, el intendente de San Carlos Rolando Scanio, el presidente de la Cámara de Diputados, Andrés Lombardi, el ministro de la Corte José Valerio, la diputada nacional Pamela Verasay, las legisladoras provinciales Jola Sanz y Daniela García, Guillermo Mosso (del PD), Oscar Sagás (del PDP), Julio Totero (del MID), Daniel Pereyra (de la Cátedra Alberdi), Sergio Bruni, el subsecretario de Relaciones Institucionales Néstor Majul entre empresarios y periodistas.

Cornejo, ¿la voz del jurado?

Cornejo ejerce dentro de la UCR un liderazgo que es aceptado por todos, aunque algunos lo hagan a regañadientes. Funciona como un jurado de "Los 8 escalones". Y el hecho de que lo hayan invitado a cerrar la jornada de Orozco y lo haya aceptado, dejó contentos a los organizadores, que vieron en el gesto un guiño de aprobación, que les sirve para seguir adelante, aun sabiendo que con su caballo corre otro, como Tadeo García Zalazar (ausente en el encuentro).

El senador nacional, politólogo al fin, destacó la importancia de cómo analizar las encuestas. "Sin duda los números mandan. Es como ir al bioquímico: si hay colesterol alto, no se puede discutir. No se trata de discutir las encuestas sino de cómo analizarlas", dijo en una jornada cargada de humor en la que ya Orozco había dicho que le costaba hablar parado porque tenía zapatos nuevos y le apretaban. 

Cornejo agregó que "los populismos ganan con programas o con propuestas o sentimientos o emocionalidades que son anticapitalistas y antidemocráticos. Y para mí, en ese punto, es donde está la gran contradicción que a la dirigencia tradicional nos cuesta explicar y entramos en contradicciones". Se refirió al análisis del mapa latinoamericano de situación política, con hiperpersonalismo y tendencia a un populismo basado en cuestiones más sensacionalistas que en respuestas a los problemas. Cornejo refirió entonces:  "Él dijo algo que yo me permito corregir, que los moderados se callan y entonces los extremos alzan su voz y son más atractivos y aparecen la disrupción con ese atractivo". Fue cuando detalló que "las encuestas no son categóricas acerca de qué hay que hacer o cómo hay que hacerlo. Es donde entonces la falta es de la dirigencia política de no animarse a una deliberación pública más honesta, más concreta, más transparente acerca de ese dilema y no correr detrás de las encuestas, porque las encuestas van en lugares comunes". 

El problema de los extremos

Cornejo analizó que "los extremos no proponen nada en concreto. Son sentimientos, extremos y pesa mucho más lo sentimental y lo programático. Y ahí también hay una dificultad para la moderación que es la racionalidad de la deliberación pública ante esa emocionalidad", aseguró. Para Cornejo "la única salida que tenemos son pactos que permitan el suficiente poder político como para hacer las cosas racionales que hay que hacer. No hay otra chance que no sea a través de pactos. Pero esos pactos deben estar precedidos por una deliberación pública que sea honesta y que sea transparente, donde la élite política se anime a hablar desde ese lugar". Indicó al respecto: "Si no se dice en la deliberación pública las cosas, después no se pueden alcanzar pactos y llevar a la práctica. Me parece que el verdadero problema de Argentina es una dirigencia política muy cobarde que no se atreve a los debates de fondo. Ratifico que la única forma es un pacto de esa élite política y no veo otra alternativa que no sea esa". 

Las 3 conclusiones de Riorda sobre clima y opinión pública

El experimentado analista político, experto en situaciones de crisis y asesor de campañas electorales en América Latina, indicó en Las Heras este sábado que si bien el clima político puede cambiar en períodos de alrededor de una década, la opinión política está cambiando cada vez con más rapidez. Un dato que ofreció para el análisis es el de la popularidad del presidente chileno, Gabriel Boric, que a poco de ganar ya perdió una gran porción de apoyo. O la del presidente Alberto Fernández, que transita su peor momento, a solo dos años de haber iniciado el gobierno y luego de haber sostenido, al inicio de la pandemia, índices inimaginables de respaldo.

Mario Riorda dio cuenta de la existencia en el continente de un hiperpersonalismo. Además, hizo referencia en su presentación al humor cultural y social que reina en nuestro país y las claves en el consenso político y social. 

Sus conclusiones fueron:

1- "Pensar acuerdos pragmánticos antes de pensar en un cambio cultural legitimado por la elección".

2- "Aunque trabajosas, las coaliciones son un primer paso hacia el consenso, que hacen ganar tiempo en situaciones de multipartidismo".

3- "Es mejor aprovechar el consenso cuando se lo tiene, que proponerlo cuando se lo pierde".

Los tres tercios perfectos

Las datos que presentará en una semana Zuban-Córdoba dan cuenta que en las perspectivas políticas para 2023 en el país, hay un esquema de candidaturas presidenciales en situación "tres tercios perfectos", en donde la irrupción fuerte es la de Javier Milei, hay un estancamiento (que, al final, es positivo) para el peronismo y una caída de Juntos por el Cambio, según explicó y mostró en gráficos Gustavo Córdoba. Paola Zuban analizó previamente la reactividad de los argentinos, poniendo en foco las opiniones extremas en torno a diversos puntos y, entre ellos, la democracia y la economía de mercado, el gasto público y el ajuste.


Esta nota habla de: