El peronismo ya huele que la cosa va por el lado de Milei: la casta anticasta

No es raro, insólito ni novedoso. Ya sucedió cuando ganó María Eugenia Vidal en territorio bonaerense y un grupo de exintendentes peronistas perdidosos en Mendoza pensaron en abrir una sede para impulsarla a la presidencia. Ahora, el camaleón vuelve a cambiar de color según la ocasión.

La habilidad para ponerse cualquier máscara y defender el personaje es un valor o disvalor (según desde dónde se lo mire) que el peronismo ha desarrollado a lo largo de su historia. Así, han sido oficialismo y oposición, aunque también mediadores en esas posiciones, en reiteradas oportunidades.

Han llegado al extremo de considerarse víctimas pero a la vez "ganadores" de procesos violentos, y militado en bandos armados enfrentados para querer imponerle al otro sus convicciones del momento.

Pero no hay necesidad de contarlo: ya se conoce.

En Mendoza también pasa y el último tuit del dirigente peronista, médico mediático y candidato para todas las eleccions Jorge David Pujol, deja en claro un giro hacia donde huele a éxito, al menos (y por ahora) a nivel mediático: Javier Milei.

Escribió en Twitter Pujol, textualmente y respetando su uso de las mayúsculas: "En Mendoza hay una Casta Política colectivista e inútil, endeudadora y con blindaje mediático. Ojalá la onda anti casta llegue de la mano de la Juventud".

Pujol llega hasta la anticasta desde su vida familiar con los Cartellone, su asocio con las empresas de comunicación en las que pide ser columnista de medicina como catapulta al conocimiento para militar en política y en su último desempeño le fue mucho mejor que a varias fuerzas importantes, esta vez, desde Compromiso Federal, el partido de Alberto Rodríguez Saá.

El peronismo ya huele que la cosa va por el lado de Milei: la casta anticasta

Es obvio que su referente del año pasado (pero no por qué tiene que ser el último) no es para nada anticasta, con décadas de ejercicio del poder a gusto y placer en San Luis. Y tampoco lo fueron sus referentes anteriores: José Manuel de la Sota, que se turneaba en vida con Juan Schiaretti para conducir Córdoba, o Sergio Massa, un clásico del multiposicionismo político, ideológico y hasta en sus contactos con empresarios que se odian entre sí (en Mendoza, por ejemplo).

El peronismo ya huele que la cosa va por el lado de Milei: la casta anticasta

Su tuit no tuvo mucha repercusión, pero habrá que estar atentos a las encuestas para saber por dónde viene su próxima aventura política. Y también, observar la construcción "anticasta" que Javier Milei encara en Mendoza desde el Partido Demócrata, durante décadas representante de la casta, hasta que dejaron de ser opción para los mendocinos.

El tuit:

Esta nota habla de: