Declaró el rugbier "número 11", que era menor de edad cuando mataron a Fernando

TIC estuvo en el boliche con el resto del equipo, no se alojaba con ellos porque fue con su madre a Villa Gesell. No fue imputado y declaró como testigo.

TIC, amigo de los acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa, y cuya identidad se resguardó porque era menor de edad en el momento en que mataron a Fernando, declaró hoy en el juico. Dijo que vio cerca de la víctima, tirada en el piso, a los acusados Máximo Thomsen y Ciro Pertossi tras "una pelea" frente al boliche Le Brique de Villa Gesell, aunque no pudo precisar quiénes le pegaron al joven estudiante de derecho.

Al declarar como testigo ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Dolores durante el juicio a los ocho imputados por el homicidio, el que llamaron "sospechoso 11" señaló además que al ver a la víctima caída le puso "el brazo a Máximo en el pecho" y lo tiró "para atrás", con "la intención de que no se peleen más".

El "sospechoso 11" tenía 16 años cuando Fernando fue asesinado 

"Lo que yo vi cerca fue a Máximo, me acuerdo ver de cerca a Ciro. Pegar bien, no vi quién, no estoy seguro. Luego de ponerle el brazo a Thomsen, me mira y mucho recuerdo no tengo", declaró el joven, quien nunca estuvo imputado en el caso, por ser menor. 

TIC había ido al boliche con el resto del grupo pero no convivía con ellos, ya que él estaba en Gesell junto a  su madre y la pareja de ella. Fue el segundo testigo de la décimo primera audiencia del debate, y relató además que, antes de que fuera expulsado del local bailable, Luciano Pertossi tuvo "una discusión" en su interior, en la que hubo "empujones y cayeron al piso", hasta que "vienen los de seguridad y los separan".

"Cuando salgo y giro vuelvo a ver a Luciano agarrándose con esta persona con la que había tenido el conflicto adentro", explicó.

Ante una pregunta de Burlando sobre qué pasó tras la pelea frente al local bailable, el testigo dijo: "Nos retiramos caminando por esa cuadra".

A partir de una repregunta respecto de si "en algún momento" se preocuparon por la persona que habían agredido", agregó: "Creo que no".

Lo que dejó la segunda semana del juicio por el asesinato de Fernando Báez Sosa

Y a instancias del mismo abogado, quien le pidió que dijera qué opinión le merecen los acusados, dijo: "No lo puedo definir por esta situación. No le puedo dar. Para mí son buenos chicos, pero no tiene que ver con el suceso".


Esta nota habla de: