Renunció un concejal acusado de pedirles parte de sus salarios a sus empleados

Sucedió en Guaymallén y se trata del radical Fabián Forquera quien, además, es religioso evangélico, actividad que mezcla con la tarea política. Ya investiga la justicia.

Equipo Memo

En Guaymallén podría estar profetizándose un capítulo futuro de la serie "El Reino". Allí, un religioso evangélico ocupa una banca por el oficialismo, Fabián Forquera, y, además de regalar biblias e intercalar temas bíblicos en cada acción y sesión, podría haber cometido un delito al reclamarles a sus empleados una porción de su sueldo. Hoy renunció a su cargo.

Esta situación salió a la luz por la denuncia de uno de sus colaboradores, Diego Silva, quien contó el caso en un programa de radio que fue transmitido en vivo por Facebook, pero que luego fue borrado de la web.

Hoy, aquel empleado al que Forquera le había pedido la renuncia y en ese estado ahora sí salía a denunciar la situación de la que venía participando, es un activo integrante de la lista Compromiso Federal que lidera el médico Jorge Pujol en Mendoza y Alberto Rodríguez Saá a nivel nacional y, desde allí, arremete contra la gestión comunal de Guaymallén.

Forquera y Silva, denunciado y denunciante.

Eso no obsta para que en el accionar de Forquera al quedarse con una parte del salario de Silva para repartirlo a otros militantes haya un delito. Esa situación la determinará la Justicia, a cuyos despachos llegó el caso y el fiscal que ha citado a testigos a que den su declaración testimonial es Juan Gabriel Ticheli.

Silva, ahora, ha realizado otras denuncias, para lo cual se apalanca de la viralización de su testimonio anterior y del respaldo partidario con el que ahora cuenta. De tal modo, salió a denunciar que la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti ofrece 5 mil pesos por cada fiscal para las próximas elecciones.

Según pudo conocer Memo, el hombre de la Procuración está reuniendo material probatorio y aunque el audio difundido por una emisora local con una grabación realizada por Silva a su exjefe el concejal y pastor, el denunciante debe tenerlo en su poder.

Hasta ahora hay un desfile de testigos y pedidos de informes de la Fiscalía actuante al Concejo Deliberante, pero además, el edil presentó su renuncia en carácter de "indeclinable", de modo tal de facilitar la investigación judicial y correr de la agenda de tribunales los temas electorales.

En su argumentación, niega todo, pero entrega la banca.

Forquera sostuvo en el texto presentado al cuerpo deliberativo que "motivan mi dimisión, firmes convicciones cívicas y morales que impiden mantenerme en la honorable tarea de representar a los vecinos del departamento, frente a los rumores falsos que pretenden manchar mi honor y mi intachable desempeño como servidor de la voluntad popular".

Agregó: "Frente a ello, no habita en mi valor más categórico que el de la integridad y el sacrificio en pos de las instituciones de la República".

En este punto de su nota, es cuando sostuvo que "no quiero ni busco obstruir con mi cargo público el accionar de la Justicia y mucho menos que estas falaces acusaciones se utilicen como método de extorsión en medio de una campaña electoral en la búsqueda de un rédito electoral".

Esta nota habla de: