Glamping malargüino: cabalgatas y gastronomía en plena cordillera

Se trata de la empresa turística Pampas Negras. Ahora, para resurgir de la crisis pospandemia abrió "Los Castaños, Refugio de Montaña". Desde allí, a las tradicionales cabalgatas (que realizan hace 20 años) les sumaron un domo y un container para ofrecer una experiencia de glamping y comida.

Con cualquier vehículo se puede llegar, en aproximadamente una hora y media y recorriendo unos 125 kilómetros (si se parte desde la ciudad de Malargüe), hasta "Los Castaños, Refugio de Montaña". El departamento sureño, que de alguna forma se convirtió el pasado verano en tendencia, sorprende día a día con las opciones que tiene para ofrecer a mendocinos y turistas.

En este caso específico, se trata de la empresa Pampas Negras, que lleva más de 20 años brindando cabalgatas y servicios turísticos de aventura y que ahora inauguró también un área de alojamiento para 12 personas. El lugar, que contiene una experiencia de glamping, está sobre la ruta nacional 145; a 17 kilómetros de Chile, 22 de Las Loicas y que tiene "el majestuoso fondo de la Cordillera de Los Andes, a 2.000 metros sobre el nivel del mar".

"El tema pandemia aceleró el proceso de armar el refugio y parador en donde ofrecemos la experiencia de glamping y gastronómica. Es un proyecto a largo plazo pero como estábamos tan parados los que hacemos turismo, empezamos a trabajarlo y aceleramos los plazos", comenzó graficando el Gerente Comercial de Pampas Negras, Jorge García.

De esa manera, pudieron concretar -y siguen con mucho esfuerzo desarrollando- el viejo sueño de tener un espacio fijo, propio y en el que se pueden desarrollar múltiples experiencias vinculadas al turismo aventura.

En cuanto al origen de su actividad primigenia, García -que nació y vive en Malargüe- contó que hace unos 25 años que realizan cabalgatas por cuatro rutas diferentes. "Una, al avión de los uruguayos; otra es la ruta sanmartiniana paso Planchón, con mucho contenido histórico porque fue la que consensuó San Martín con los caciques gobernadores para llegar al sur y sin eso no hubiese podido ocurrir nada de lo que sucedió luego en el norte. No se cuenta mucho en la historia argentina pero considero que fue fundamental para, al final, terminar ganando la batalla de Chacabuco. La tercera es la cabalgata de los Cuatro Hitos y es en Valle Noble y la última, que incorporamos recientemente, es por el Paso El Pehuenche, que llegamos al límite con Cerro Campanario", se explayó quien además de haber estudiado Turismo en Mendoza es amante de la historia.

Profundizando, el propietario de Los Castaños explicó que en realidad lo que ofrecen son expediciones y que, en general, son accesibles para cualquier persona aunque no es muy recomendable para niños muy pequeños no porque son cinco días a caballo en medio de la Cordillera de Los Andes.

Así, siempre hay contenido histórico, geográfico, geológico, vinculado a la flora y la fauna del lugar. Trabajan, incluso, con un historiador y con un biólogo. La idea, siguió describiendo García, es que la gente se lleve algo de las cabalgatas no sólo el paseo a caballo.

De las cabalgatas al glamping gastronómico a la luz de las estrellas cordilleranas

Luego de muchos años de hacer cabalgatas, el profesional en Turismo amplió su actividad -tal cual se mencionó más arriba- e inauguró el refugio. Ubicado en una zona con un potencial enorme y en donde, a futuro, la intención es generar más opciones para ofrecer a los viajeros.

"Estamos pegados a la ruta 145 y somos el primer local comercial que tienen los chilenos cuando abra el paso y puedan cruzar para el lado argentino. Ofrecemos una experiencia gastronómica relacionada con el lugar, con comidas criollas, al disco, al fuego y a la olla. Recuperando recetas mendocinas como la carbonada o las empanadas, productos regionales como el chivo. También desayunos, tortas fritas", enumeró.

Además, en cuanto a las opciones extra ‘momento gastronómico´ que Pampas Negras tiene para ofrecer, está la nieve en invierno -que todavía pervive en algunas áreas- y la pesca con mosca en verano -que está en proceso de armado-.

Por la noche, hay dos módulos habitacionales: un container (otra tendencia moderna) y un domo, con seis camas cada uno. Y se están armando cuatro más para tener en verano. "Los domos, a diferencia de la mayoría que son de lona, son de madera, están equipados con calefacción, sanitario, agua caliente y tienen una hermosa vista a la montaña. Y a parte el comedor", describió el malargüino.

Para cerrar, relató que en lo que sería el ‘patio' de Los Castaños, los turistas y mendocinos podrán relajarse, sentarse junto al arroyo, "sentir la libertad y la infinita cordillera, caminar unos metros hacia arriba y conocer alguna de nuestras pequeñas dolinas (como el Pozo de Las Animas, pero más chicas). También, la Cascada del Cajón de Pino que tiene unos 20 metros de altura", cerró detallando García, que también recomendó que como están ubicados pasando la aduana argentina aunque no se sale del país, hay que tener a mano la documentación para hacer el trámite correspondiente.

Esta nota habla de: