¿Chile se seguirá encareciendo para los mendocinos o los precios alcanzaron un techo?

Con el fortalecimiento del peso trasandino el país se hizo más caro para los mendocinos. Los expertos proyectan si seguirá ese camino o se estabilizará en el cambio actual.

 Este lunes el dólar sigue bajando en Chile, lo que hace que el vecino país se sigan encareciendo para los argentinos a medida que avanza el verano. Sin embargo, más allá del tema puntual de esta temporada estival, los expertos analizan qué pasará con la moneda trasandina después del peor año de su historia cuando alcanzó su mayor devaluación a mediados del 2022.

Según explica Diario Financiero, "los inversionistas extranjeros hicieron una gran apuesta contra el peso chileno en el segundo semestre del año pasado. Ahora que la moneda ha tenido un desempeño claramente mejor que sus pares de mercados emergentes, han estado reduciendo esa jugada".

Con el fortalecimiento del peso trasandino el país se hizo más caro para los mendocinos, pero a pesar de eso hay productos que siguen siendo convenientes y no se descarta que se reactive el turismo de compras ante la inflación descontrolada en el país.

Aunque Chile también tuvo problemas de aumentos de precios, el IPC anual del 12,8% y proyectan una baja para el 2023. El pronóstico para enero es de 0,5% de inflación en el inicio de un nuevo año, afectando principalmente a los alimentos.

Medios de pago: cuánta diferencia sacan hoy los mendocinos que usan débito en Chile

En ese contexto, hay otros productos que no tienen tanta variación en los precios como la ropa o la tecnología. También están en la mira de los mendocinos los útiles escolares.

En febrero se espera que siga el flujo de argentinos a Chile, pero muchos no lo harán por vacaciones y estiman que aprovecharán los fines de semana para hacer viajes de compras exprés.

Qué se espera para el 2023

Para los especialistas no está claro la razón específica para el fortalecimiento del peso chileno, pero el repunte de la moneda ha alimentado las expectativas de que la inflación se desacelerará bruscamente a medida que disminuyan los costos de importación, allanando el camino para recortes en las tasas de interés. Esto, a su vez, ha impulsado un repunte de los bonos.

Sin embargo, advierten que el rally del peso chileno como el de los bonos pueden estar tocando techo. Esto significaría que el encarecimiento que se ha dado de manera sostenida para los mendocinos, llegaría a su límite y los precios podrían estacionarse, considerando el impacto del tipo de cambio.

Según dijo Hugo Osorio, socio y jefe de inversiones de la multifamily office Portfolio Capital a Diario Financiero, "viendo la curva del peso, tenemos la impresión de que tiene algunas condiciones peligrosas. No tiene mucho sentido estar en la deuda en pesos en este momento". 

Entre las razones para la caída se pueden enumerar los movimientos de la Reserva Federal y el rechazo al plebiscito constitucional de septiembre,

"Hay gente que piensa que estamos entrando en un nuevo ciclo y que el peso podría llegar a $700, mientras que otros ven esto como un repunte transitorio", señaló Osorio y aseguró que "nosotros estamos más en línea con estos últimos". 

Un modelo del peso chileno basado en sus relaciones comerciales con ocho divisas -incluido el won surcoreano, que tiene una correlación extrañamente estrecha con la moneda chilena- sugiere que el peso vuelve a estar en línea con sus pares. 

La moneda cayó a un mínimo histórico en julio del año pasado, en el momento en que la convención constituyente terminaba de redactar el boceto de una Constitución. Y aunque los votantes rechazaron la Carta, Chile aún planea un nuevo proceso constitucional, y se avecinan meses de disputas políticas justo cuando se espera que la economía entre en recesión.

Esta nota habla de: