Tadeo García Zalazar: "Este es el momento indicado para debatir qué educación queremos"

El intendente de Godoy Cruz y presidente de la UCR se refirió a la suspensión del debate por la nueva Ley de Educación y evaluó que podría retomarse recién en 2022. Cuestionó al Sute por no querer debatir ni presentar un proyecto alternativo. Lo ve a Cornejo con proyección nacional y afirmó: "Sería un alto honor poder competir por la gobernación" en 2023.

"Este es el momento indicado para debatir qué educación queremos (...) El año que viene es un año electoral. Por lo tanto, si no sale antes de marzo, se va a patear el debate para 2022", evaluó el intendente de Godoy Cruz y presidente de la UCR, Tadeo García Zalazar, ante la suspensión del debate por la nueva ley de Educación, que anunció semanas atrás el gobernador Rodolfo Suarez.

Ante este escenario, García Zalazar evaluó que podría repetirse lo que ocurrió entre 2014 y 2015, cuando siendo diputado presentó un proyecto de ley de Educación que terminó evaporándose en medio de la rosca electoral de aquel entonces. "Encima es un año con elecciones en el Sute y el 'no' a la ley será su caballo de batalla", agregó.

En una extensa entrevista con Memo, García Zalazar también se refirió a la reforma constitucional e insistió en que la falta de interlocutores por parte del peronismo entorpece el avance del debate. "Unos te dicen que quieren tratar el proyecto, otros que no, otros sólo una parte. Ya pasó con una serie de leyes que naufragaron en la Legislatura", argumentó el intendente.

La entrevista completa en texto y video

-¿Cómo se gestiona lo sanitario desde el departamento?

-Tenemos una relación muy buena con el Ministerio de Salud. Esta semana sumamos el test rápido con hisopado, que en 20 minutos te dice si tenés covid-19. Ese tiempo de espera, que era de días, se bajó a minutos y en el mismo operativo los pacientes sintomáticos se llevan el resultado. Es un operativo casa por casa y aquellos que tienen síntomas son llevados al móvil sanitario. En una mañana podemos hacer 80 test.

-Esto va a repercutir en un aumento de casos confirmados.

-Sí, puede subir un poco porque si testeás más tiende a haber más casos. Tiene una gran ventaja: en los cuatro o cinco días que se demoraba la entrega de resultado, la persona salía e interactuaba con otras, pudiendo generar una cadena de contagios. Con este testeo territorial se frena esa cadena de contagios al entregarse el resultado en el acto.

-En la mesa que conforman intendentes y el Gobierno, ¿estiman que el pico de contagios ya pasó o lo proyectan para noviembre o diciembre?

-Hay distintos escenarios, pero todo depende del comportamiento social. En cada proyección hay una incidencia del comportamiento de la gente. Santa Fe, que tiene una composición similar a Mendoza, cerró todo dos semanas y aumentó los casos mucho más que Mendoza. Nada indica que cerrando la economía se tengan buenos resultados sanitarios.

-¿Qué opinión tenés sobre la decisión del Gobierno de suspender el debate por la nueva ley de Educación?

-Es un buen momento para debatir la educación que se viene. Este es el momento indicado para debatir qué educación queremos para los próximos años. Lo discute todo el mundo: la influencia de las nuevas tecnologías, las capacidades que debe tener un estudiante para el mundo laboral... Muchos de los chicos que terminan el secundario no están capacitados para el mundo laboral. Son muchísimas las razones para debatir una nueva ley de Educación, y el año que viene es un año electoral. Por lo tanto, si no sale antes de marzo, se va a patear el debate para 2022, y perdemos otro año.

-En 2014 se suspendió también el tratamiento de un proyecto de ley de Educación de tu autoría, ¿cuál fue la causa en aquel momento?

-Se trabó en el Senado después de lograr consensos en Diputados. Las grandes diferencias tenían que ver con un instituto de evaluación de calidad educativa que proponíamos y con el tema de financiamiento: asegurar un piso de financiamiento basado en un porcentaje del PBG o del presupuesto. Tuvo media sanción y no progresó. Después, al año siguiente, se mezcló con un año electoral y ya no salió.

-¿Puede pasar lo mismo ahora?

-Lamentablemente en los años electorales para eso: un partido lo pone en su plataforma, otro no... Encima es un año con elecciones en el Sute y van a tener su caballo de batalla en el "no" a la ley. No querer debatir una ley de Educación y no tener un proyecto alternativo habla muy mal del Sute. Esperemos que el debate se siga dando.

-¿Vos hubiese suspendido el debate como hizo Suarez?

-Yo, con el diario del lunes, hubiese hecho un cronograma más largo, amplio, del congreso pedagógico. Lo hemos hablado con (José) Thomas. Ahora, si se prorroga hasta marzo, vas a tener otras presiones del sistema, como demanda de infraestructura escolar, salarios, posible inicio de clases. Todo eso no va a favorecer el debate de un nuevo proyecto de ley.

-En lo municipal, ¿la pandemia postergó los objetivos que se propusieron?

-Atrasa algunos resultados que pensamos que tendríamos antes. Pero en temas centrales hemos puesto ingenio para cumplir con el cronograma. No hemos tenido ninguna ayuda del gobierno nacional, los municipios en general no tienen ayuda del gobierno nacional para temas ambientales. En este país es más fácil conseguir financiamiento del Gobierno de Francia que de Casa Rosada. En la semana nos confirmaron el acceso a 650.000 euros por un convenio de la Unión Europea y Francia; es un subsidio para 10 ciudades argentinas.

-¿De qué se trata ese subsidio?

-Es un programa de eficiencia energética. La idea es bajar el consumo de todos los edificios públicos, lo que reducirá también gastos del presupuesto municipal. Tenemos un plazo de un año para implementar acciones y si funciona bien, se puede extender.

-Un tema que surgió con otros entrevistados es el futuro de ellos en 2023. ¿Te ves como candidato a gobernador?

-Hoy no es prioridad para mí ese tema. Mi prioridad es terminar una buena gestión municipal y hacer un buen papel en las elecciones de medio término. Después, como presidente del partido, consolidar el frente Cambia Mendoza. Es la primera vez que un frente político dura más de una elección. Tenemos una escuela de formación política, donde hay debate y se generan proyectos concretos de todos los partidos. Esa es una forma de empezar a aglutinar pensamiento, debate y propuestas y que al menos en esta elección de medio término siga el frente Cambia Mendoza con sus siete partidos.

-¿Y en 2023?

-Veremos. Contestar esa pregunta en este contexto sería tomarle el pelo a la gente. No tienen para llegar a fin de mes y si uno ya se rifa estos tres años que faltan... La gobernación es una aspiración que tiene cualquier político. Es un desafío interesante y sería un alto honor poder competir. Hoy no lo tengo en los planes, hay otras prioridades. En este país no se puede planificar a tres años, es demasiado.

-¿Estás de acuerdo con todos los puntos de la reforma constitucional?

-Estoy de acuerdo con la mayoría de los cambios. Creo que Mendoza necesita un Estado ágil, transparente y descentralizado. Ese proyecto incluye todos esos temas. Es ágil porque achica el gasto político, con la unicameralidad, garantizando la representación por departamento. La transparencia está garantizada dándole un grado constitucional al equilibrio fiscal. Y es descentralizado por la autonomía de los municipios; es tiempo de que tengan un rol distinto. Hoy, los estados nacionales no pueden, no saben o no quieren resolver los grandes problemas de la humanidad, como la violencia, cambio climático o lo que está pasando ahora con la pandemia. Tiene que haber una descentralización, que tengamos autonomía. Hoy, para cortar un árbol, tenemos que pedir permiso a la provincia, como para cambiar un semáforo. Ojalá se dé el debate de la reforma constitucional. Nosotros estamos acompañando a Víctor Ibañez en muchas de sus charlas y explicaciones que da ante organizaciones y actores sociales, participamos en foros con universidades.

-¿No le falta gestión política al proyecto de reforma, más allá de lo académico?

-Le falta que los partidos tengan interlocutores. Con el peronismo no pasa eso, no hay interlocutores claros, tienen solo liderazgo para la bajada de línea nacional. Unos te dicen que quieren tratar el proyecto, otros que no, otros sólo una parte. Ya pasó con una serie de leyes que naufragaron en la Legislatura. No podemos estar seis u ocho meses viendo que nos piden más tiempo para nunca definir. Esperemos que el peronismo solucione su problema de liderazgo para que mejore la interlocución entre los bloques y así tratar leyes que son necesarias para la provincia. Escuché a peronistas decir que al proyecto de Presupuesto le faltaba creatividad; no tiene que ser creativo, tiene que ser serio, cosa que (Martín) Guzmán en la Nación no es, diciendo que va a hacer sarasa al Congreso.

-¿Tenés algún amigo peronista? ¿Algún intendente o legislador con el que hayas compartido la Cámara de Diputados?

-Con algunos hablamos. No te digo una amistad de juntarnos a comer asados, pero con varios he hablado. Tengo buena relación con integrantes del bloque peronista del Concejo de Godoy Cruz, buen trato. Con el Anses tenemos muy buena relación con el delegado local, con algunos legisladores también tenemos buen trato. El otro día lo llamé a Lucas Ilardo para desearle pronta recuperación (tuvo covid-19).

-¿A qué intendente le cederías la administración de Godoy Cruz?

-A Ulpiano (Suarez). Tenemos muy buena relación, hablamos bastante. Tengo buena relación con todos igual. Lo que tienen Capital y Godoy Cruz es que son dos municipios netamente urbanos, no tenemos zonas rurales y el resto sí. Tenemos características muy parecidas en superficie y densidad poblacional.

-¿A quién no le cederías la intendencia?

-A Emir Félix. Tenemos opiniones muy distintas, por ejemplo, lo que hizo con la pandemia. En San Rafael planteó todo el tiempo una dicotomía entre salud y economía, y esa dicotomía no es real. A los países, como Argentina, que hicieron una bandera de eso les ha ido muy mal. Hoy Argentina está entre los países con más contagios y con la cuarentena más extensa. Seguramente el cierre de actividades económicas en San Rafael va a repercutir en el nivel de pobreza en ese departamento.

-Además de la bicicleta, ¿con qué otra cosa te despejás? ¿Sos de ver series y películas?

-Vemos Netflix con mi señora, yo soy más de las series igual.

-¿Series políticas?

-Sí, las he visto a todas. House of Cards, obviamente. Hay otra que se llama Marsella, muy interesante.

-¿Alfredo Cornejo tiene algo de Frank Underwood en cuanto a la visión política y el armado de poder?

-Son realidades distintas. Sí creo que hay pocos políticos argentinos que tengan la mirada de "animal político", de construcción política, que tiene Alfredo. Es un dirigente que si estuviese con otro gobierno nacional, que no fuese kirhcnerista, tendría un rol más relevante. Es un gran dirigente para Argentina, no conozco a muchos que tengan la capacidad de pensar en un país como él. Alfredo tiene la experiencia y capacidad.

-Veo que lo proyectás a nivel nacional y no hablás de un posible retorno a Mendoza.

-Tiene chances de tener un protagonismo mucho mayor a nivel nacional. Puede ser candidato a presidente, estar en una fórmula o colaborar en el armado de un frente competitivo para que a Argentina le vaya mejor. Tiene una excelente vinculación con otros referentes nacionales.

Esta nota habla de:
Más de Poder
¿Todavía Felipe Solá es canciller?
Editorial

¿Todavía Felipe Solá es canciller?

El canciller Felipe Solá mintió abiertamente y generó una tensión diplomática con Estados Unidos. Se descubrió que lo que dijo que hablaron Fernández y Biden lo inventó, ya que no fue testigo de la charla porque se equivocó de lugar: fue a Olivos y se desarrolló en la Rosada. Papelón.