Las relaciones en Mendoza de McCarrick, el oscuro cardenal que hace dudar de la santidad de Juan Pablo II

Hay 450 páginas de acusaciones contra cardenal estadounidense Theodore McCarrick, que apadrinó a un seminario católico polémico en Mendoza.

Los diarios del mundo hablan de las 450 páginas que tiene la investigación que el Vaticano hizo sobre el cardenal estadounidense Theodore Edgar McCarrick y, en consecuencia, de la vista gorda que hicieron sobre su comportamiento dos pontífices, Juan Pablo II y Benedicto XVI. Inclusive, la agencia noticiosa internacional Reuters ha lanzado esta semana un reportaje que concluye en que se "apuró" la canonización de Karol Wojtyla, el papa polaco, valorado por sus aportes a la libertad en el mundo, pero cada vez más involucrado en esconder los abusos contra menores de edad y desmanejos de fondos por parte de miembros de la Iglesia.

Hay informes en la década de 1990 de que algunos obispos y arzobispos enviaron quejas sobre McCarrick por tocar inapropiadamente a seminaristas y sacerdotes. Un sacerdote de Nueva York llamado Boniface Ramsey dijo que escribió en 2000 al embajador del Vaticano en los Estados Unidos con quejas similares sobre arreglos para dormir cuestionables. Un ex embajador del Vaticano en Estados Unidos, Carlo Vigano, alegó en una carta de 11 páginas en agosto de 2018 que las quejas eran tan desenfrenadas que Benedicto XVI impuso sanciones privadas a McCarrick, prohibiéndole celebrar misa públicamente o viajar. Las acusaciones de Vigano no habían sido verificadas y McCarrick continuó trabajando en público para la iglesia. El propio McCarrick le dijo a The Washington Post en 2002 que había sido acusado cuando estaba en Newark (donde trabajó de 1986 a 2000) a través de una carta sin firmar a otros miembros de la jerarquía eclesiástica acusándolo de abusar de los jóvenes de su propia familia. Le aseguró a The Post que se lo envió al embajador estadounidense del Vaticano. "Nunca pasó nada", dijo McCarrick a The Post sobre el resultado de la carta.

Theodore McCarrick tuvo una estrecha relación con un sector de la Iglesia en Mendoza. Tan cercano era, que viajó a San Rafael para reunirse con el fundador (y también sancionado desde el Vaticano por abuso a adultos) Carlos Buela, confinado en un monasterio en Génova, Italia, con prohibición de contacto con personas contra las que pudiera atentar.

Buela abraza a McCarrick en San Rafael.

El cardenal Theodore McCarrick compartió varios momentos con los religiosos del Verbo Encarnado en San Rafael. La crónica del momento que rescató la congregación católica, indicó que durante su visita en diciembre de 2012 habló de la guerra en Oriente Medio. "Pienso que viene bien para reflexionar en estos tiempos en los que vemos y oímos los calamitosos efectos de la guerra, especialmente en Medio Oriente, donde tenemos, misioneros y misioneras de Nuestra Familia religiosa por quienes rezar, y muchos hermanos que sufren el flagelo de la guerra", dijo el jerarca ahora investigado por abusos sexuales.

El IVE lo calificó así: "El cardenal McCarrich, es de esos hombres que como se dice ‘no dan puntada sin hilo', fruto de la caridad, que busca el bien donde sea y como sea, aprovechando a tiempo y destiempo, todos los medios, por lograr la instauración del Reinado En el transcurso de la merienda que tuvo con los monjes, hablando de la dramática situación en Medio Oriente, especialmente en Siria, nos dijo con tono sereno y bajo: Sean hombres de paz,... ustedes deben ser constructores de Paz, pero recordó, elevando el tono de voz, el mundo necesita de la Paz de Cristo, ...de Cristo en las almas y en la sociedad".

Visita al Verbo Encarnado en Montefiascone, Italia

Tras su visita a Mendoza en diciembre de 2012, el cardenal estadounidense Theodore McCarrick se echó una corrida desde Roma hasta Montefiascone, en Italia, en donde se desarrollaba la VII conferencia general del Instituto del Verbo Encarnado entre el 2 y el 13 de setiembre de 2013. Llegaba desde Jordania. La bitácora religiosa cuenta al respecto, con la firma del sacerdote Diego Pombo: "Nos dio una amena conferencia sobre la vocación y sobre la urgencia del trabajo por las vocaciones y se quedó a cenar las tradicionales pizzas de los viernes con todos los Padres. Con motivo de esta visita la Adoración eucarística había sido más temprano y no se tuvieron las tradicionales ‘Buenas noches'".

La voz del vocero

En aquel momento, en diálogo con FM Vosde San Rafael (94.5), el vocero del obispado sureño, José Antonio Álvarez, admitió el paso de McCarrick por San Rafael aunque separó ambas situaciones.

"El excardenal que ha sido destituido estuvo en varias ocasiones aquí en San Rafael, lo invitaron a venir de visita, en ese momento no se conocía ninguna de esas situaciones que ha llevado al Papa a pedirle su dimisión y estar detenido con prisión domiciliaria; los casos de un proceso judicial resultaron verídicos", señaló.

Luego Álvarez añadió que "lo que hizo acá no tiene nada que ver con eso, un par de veces celebró la ordenación de sacerdotes en el Verbo Encarnado como invitado especial. Las noticias de estos abusos sí llegaron a oídos del obispo de San Rafael, que fue quien inició el proceso de investigación en Roma; Taussig al llegar las denuncias, aunque no ocurrieron aquí, las trasladó inmediatamente a la Santa sede".

Buela, el pionero

En diciembre de 2016 el Obispado de San Rafael, informó que el Vaticano ha encontrado culpable a Carlos Miguel Buela, fundador del Instituto del Verbo Encarnado (IVE), de "comportamientos impropios con mayores de edad".

En el mensaje, leído por el voceroJosé Antonio Álvarez, la diócesis argentina señaló que surgieron denuncias contra Buela "sobre acciones en materia sexual que afectaron a religiosos y a seminaristas del Instituto".

"La Congregación competente de la Santa Sede, habiendo garantizado el ejercicio del legítimo derecho de defensa del afectado, determinó, conforme a procedimientos canónicos vigentes, la veracidad de las denuncias y la imputabilidad al Padre Buela de comportamientos impropios con mayores de edad", indicó.

El Obispado precisó, sin embargo, que "es correcto decir que no se han constatado casos de abusos de menores atribuibles a él".

El Vaticano estableció además que a Buela "le está prohibido del modo más absoluto tener comunicación con los miembros del IVE".

"Tampoco puede hacer declaraciones ni aparecer en público, ni participar en ninguna actividad o encuentro, sea personalmente, o sea por cualquier otro medio de comunicación".

A fines de noviembre, el portal mendocino MDZ presentó el caso de un hombre identificado como "Luis", que denunció abusos sexuales por parte de un sacerdote al interior del Seminario Mayor María Madre del Verbo Encarnado del IVE, en la diócesis de San Rafael.

La diócesis de San Rafael aseguró que respecto al caso de "Luis", en cuanto tuvieron noticia de parte de la víctima procedieron con la investigación previa "con responsabilidad y rapidez" y se elevó el caso "a la autoridad competente de la Santa Sede".

El Obispado argentino señaló que actualmente espera la decisión de la Santa Sede "y mantiene un diálogo cordial con Luis".

Concluida la lectura del comunicado y en diálogo con los periodistas, el Obispo de San Rafael, Eduardo María Taussig, destacó que "estos problemas graves no empañan todo lo más importante que nos une, que es la pertenencia a la misma Iglesia diocesana, a Jesucristo, al Evangelio".

"Ciertamente comprendo y hago mío el dolor de toda la familia del Verbo Encarnado ante estas noticias, y también como padre de cada uno de ellos estoy a su disposición", dijo.

Taussig señaló que "el Instituto del Verbo Encarnado tiene una regla aprobada por la autoridad de la Iglesia que garantiza que quien la sigue puede ser santo y tiene un carisma reconocido, y tiene de hecho muchísimas obras en muchísimas partes del mundo que son encomiables", entre ellas "los hermanos o hermanas que están en Siria bajo las bombas, con testimonios heroicos y muy nobles".

El prelado señaló que el IVE "ha tenido dificultades, no solo del P. Buela, sino de gobierno", por lo que la Santa Sede intervino en la elección de las autoridades máximas del instituto.

El IVE, señaló, "está dentro de un proceso, acompañado y guiado por la autoridad suprema de la Iglesia, que augura que va a poder potenciar todo lo bueno y ordenar las cosas que haya por corregir".

El Obispo de San Rafael señaló también que "un árbol caído no tiene que hacer perder de vista el bosque que crece. Hay tantos buenos cristianos, tantos buenos religiosos, tantos buenos sacerdotes, obispos y el Papa".

Además, recordó que "la Iglesia Católica lidera en el mundo los procedimientos y las normativas para evitar este tipo de abuso de menores y ha hecho un proceso en los últimos 15 años que es ejemplar y va en punta de todo lo que se está haciendo en el mundo".

"En parte están tomadas todas las medidas para que esto no vuelva a ocurrir y el Obispado de San Rafael, como la Iglesia en general, tenemos todos los resortes y las alertas bien planteadas para actuar inmediatamente y si hubiera alguna persona que quisiera hubiera o tuviera lo que llamo una noticia tiene no solamente la libertad sino la obligación de hacerlo conocer y haremos todo lo que pueda hacerse y competa hacerse".

La plata

Documentos revelados por The Washngton Post demuestraron que McCarrick envió docenas de cheques, por importes de hasta 50.000 dólares, a Buela entre 2004 y 2017, desde una cuenta destinada en principio a temas caritativos. Una práctica habitual en el 'caso McCarrick', que ya desvió 600.000 dólares del 'Fondo Especial del Arzobispo' a clérigos de alto rango, incluyendo asesores papales y a dos Pontífices: Juan Pablo II y Benedicto XVI. Un dinero que servía para frenar las denuncias de abusos sexuales contra McCarrick y Buela.

Desde su fundación, el Instituto del Verbo Encarnado se convirtió en un grupúsculo de ideales radicales de derecha, hasta el punto de que algunas informaciones asocian a la organización fundada por Buela con la dictadura militar de Videla.

Juan Pablo II y el caso McCarrick

El despacho de Reuters dio a conocer que durante sus 27 años de pontificado, el Papa Juan Pablo II canonizó a tanta gente que algunos llamaron al Vaticano "la fábrica de santos". Ahora, el legado del propio papa polaco está bajo la sombra y algunos católicos preguntan si declararlo santo en 2014, en un récord a nueve años de su muerte, puede haber sido una decisión apresurada.

La semana pasada, el Vaticano emitió su informe sobre el excardenal Theodore McCarrick, una figura de la Iglesia estadounidense que fue expulsado del sacerdocio el año pasado, después de que una investigación interna lo declarara culpable de abusos sexuales a menores y adultos y de abuso de poder.

El documento mostró que Juan Pablo II había ascendido a McCarrick en 2000 a arzobispo de Washington DC, a pesar de los persistentes rumores de conducta sexual inapropiada, creyendo su rechazo personal a las acusaciones y anulando a varios altos funcionarios de la Iglesia que le habían desaconsejado.

El informe reavivó un debate entre los defensores y detractores de Wojtya que habían acompañado su canonización, un reconocimiento oficial de que una persona vivió y murió de una manera tan ejemplar que está con Dios en el cielo y que es digna de veneración pública o "culto" a través de la Iglesia.

Veneración popular al Papa y santo Juan Pablo II

"Los santos son seres humanos, y los santos, en su humanidad, pueden ser engañados", escribió el biógrafo papal George Weigel.

"Reconocimiento difícil"

El jefe de la conferencia episcopal polaca dijo que McCarrick había "engañado cínicamente" a Juan Pablo II, pero no todos los polacos estuvieron de acuerdo. En Varsovia, alguien colocó una pegatina en un letrero que decía "Avenida Juan Pablo II" para que dijera "Avenida Víctimas de Juan Pablo II".

En Estados Unidos, el influyente periódico National Catholic Reporter instó a los obispos a "suprimir el culto" al difunto papa. Eso significaba que, aunque todavía sería considerado un santo, las escuelas o iglesias no deberían llevar su nombre y las actividades de devoción hacia él deberían ser privadas. "Es hora de un ajuste de cuentas difícil. Este hombre (...) socavó la fe en la Iglesia mundial, rompió su credibilidad como institución y dio un ejemplo deplorable a los obispos al ignorar los relatos de las víctimas de abuso", dijo su editorial.

Otro caso y una desmentida

Urrutogoity, otro caso polémico.

Por otra parte, y ante informaciones surgidas en algunos medios respecto a que el cura Carlos Urrutigoity, acusado de abusos sexuales en Estados Unidos y Paraguay, se refugia en San Rafael en el IVE, el vocero del obispado sanrafaelino negó dicha información.

"Sabemos muy poco de él, optó por irse con los lefebvristas, luego los dejó o lo dejaron, vaya a saber, luego se quedó en una diócesis de Estados Unidos donde tuvo que irse y donde aparecen los comentarios de que las razones habrían sido temas de abuso sexual, después desaparece de nuestro conocimiento y vuelve a aparecer hace unos años en la diócesis de Ciudad del Este, que tuvo una serie de conflictos, incluso el papa Francisco la cerró y hubo unos cambios incluida la desaparición de este sacerdote, donde está ahora es un misterio; aquí en San Rafael no estuvo nunca, nunca perteneció a la diócesis ni al Instituto del Verbo Encarnado como dice esa noticia".

Álvarez luego cargó contra la noticia al señalar que "en la comunicación que el Papa hizo a comienzo de este año habló de las fake news (falsas noticias), este tema de que estaría aquí salió hace un tiempo y hora vuelve al ataque, es la misma falsa noticia".

Esta nota habla de:
Más de Poder
Fernández designó a la nueva interventora del ENRE
Regulador Eléctrico

Fernández designó a la nueva interventora del ENRE

Federico Basualdo, quien estaba a cargo del Ente Nacional Regulador Eléctrico, fue nombrado subsecretario de Energía Eléctrica. A partir de esto, se generó una vacante que fue cubierta hoy.