El cruce de la diputada rebelde con los guardias de la Legislatura

Otro episodio tuvo como protagonista a la legisladora macrista mendocina Hebe Casado, quien se negó a ponerse el barbijo en la Legislatura porque había una veintena de personas "con coronita" que tampoco lo tenían puesto.

La policía del barbijo es una realidad, todavía hoy en Mendoza. Y su prepotencia la vivió este miércoles la diputada sanrafaelina del PRO Hebe Casado, militante antibarbijos, cuando le pidieron que se lo colocara mientras circulaba por el Salón de los Pasos Perdidos.

Justamente allí había un evento con las reinas vendimiales, que posaban para las fotos con los legisladores sin mascarillas. La imagen le vino al dedillo a la legisladora para responderle a la guardia policial: "Pídanselo a ellas y cuando se los pongan, les juro que haré lo mismo. Los espero". Pero eso no sucedió. Entonces ella continuó caminando sin usar la supuesta protección anticovid tapándole el rostro.

La legisladora admitió el hecho y fue más allá cuando señaló: "¡Qué lindas las reinas sin barbijo! Me imagino que no es solo un privilegio de la realeza, me imagino que ya sacaron la obligación en las escuelas, ¿no?".

Ante la mirada tácita del General José de San Martín, todos posaron sonrientes:

Esta nota habla de: