Ultraderecha menduca: quién es el referente español al que prometen lealtad

¿Se institucionaliza dentro del PD una ultraderecha mendocina? Este sábado hay una asamblea virtual organizada por un grupo autodenominado "Foro Demócrata" que aspira alinearse con Vox de España.

Un mensaje compartido por el grupo interno del Partido Demócrata de Mendoza autodenominado "Foro Demócrata" asegura que seguirán los principios de a quien llaman "Santi Abascal", y es Santiago Abascal, líder del ultraderechista partido español Vox, el heredero del pensamiento del dictador Francisco Franco.

Afirmaron que su nuevo referente (ya fuera del mendocinismo tradicional que la fuerza cultivó en buenos y malos tiempos, y que le sirvió para pasar casi inadvertidos como civiles al servicio de la última dictadura) "impulsa el Foro de Madrid para frenar a la izquierda en la Iberosfera".

Le avisaron entonces a Abascal que "desde Argentina este Foro Demócrata adhiere en los Postulados y Principios del #ForoMadrid solicitándole a @Santi_ABASCAL e @ivanedlm nuestra incorporación y respaldo".

Que se exhiban abiertamente hoy no quiere decir que no haya existido un colectivo con este tipo de ideas en Mendoza antes, sino que buscan captar la atención de todo un partido, del que aspiran se retire de Cambia Mendoza y Juntos por el Cambio para adherir al liderazgo del "rey del bitcoin", el porteño Carlos Maslatón.

Quién es Maslatón, el millonario que subyuga y confunde a la derecha mendocina

¿En qué piensa el candil que ilumina el camino del "Foro Demócrata"? La raíz de Vox es a la vez nacionalista y religiosa, "sintetizada en una versión pop del nacionalcatolicismo", según describió el portal Xataka. Muy españoles, sus propuestas solo se perciben en ese contexto y habría que escuchar por dónde vienen en Argentina. Se basan en la defensa de la familia tradicional y el ataque frontal a fuerzas culturales vanguardistas como el feminismo.

Abascal es explícito en este tema, recalcando que "hay un feminismo asociado a una ley que convierte a los hombres en culpables por el hecho de ser hombres". Con ello se refiere a la Ley de Violencia de Género española, enfrentada desde foros conservadores. Vox pide su derogación y, a cambio, la promoción de una ley "de violencia intrafamiliar que proteja por igual a ancianos, hombres, mujeres y niños". También reclama la "supresión de organismos feministas radicales subvencionados" y la "persecución efectiva de denuncias falsas", que son el 0,01% del total según la Procuración de España.

Identificando al "feminismo" como un enemigo natural de su proyecto político, Abascal aspira conseguir el voto de aquellos hombres resentidos por su retórica o planteamientos, y que están predispuestos a juzgarse como "víctima" de sus excesos (de ahí el acento en la Ley de Violencia de Género, una suerte de "criminalización institucional del hombre", en su mirada).

Ajo descalificó a un sector del Partido Demócrata que quiere salirse de Cambia Mendoza

Aborrece a los inmigrantes, pero lo circunscribe a "los ilegales" y lo mismo sucede con los homosexuales. Abascal definió el Orgullo Gay como "un sinsentido, mostrar orgullo por las actividades sexuales de cada uno para mí no tiene ningún sentido". Sus posiciones en materia de familia y derechos reproductivos los circunscribe a la preservación de una "identidad cristiana de Europa", una línea de pensamiento que termina siendo afín a los partidos extremistas europeos.

Esta nota habla de:
Más de Runrunes