Freddy Vargas Arizu, de Tierras Altas: "Hay que deconstruir la idea de que solo podés beber vino si sabés de vinos"

Desde Luján de Cuyo, el testeo a quienes están detrás de cada botella de vino que hace cada domingo Ignacio Borrás, le tocó esta vez a Freddy Vargas Arizu, de Tierras Altas.

Ignacio Borrás

¡Buen domingo para todos! 

Una vez más quiero compartir con ustedes la entrevista de esta semana. El elegido para esta ocasión es Freddy Vargas Arizu, enólogo de la bodega Tierras Altas, que a su familia desde un principio y la cual está ubicada en Acceso Sur 6501, Luján de Cuyo.

- ¿Qué te llevó a estudiar Enología?

- Si bien creo que una parte venía en los genes, otra fue que vi una carrera súper dinámica, con muchas ramas posibles para experimentar y que se puede disfrutar en todo el mundo y con todo el mundo.

- ¿Cuáles han sido tus experiencias laborales?

- Hice temporada en California allá por 2010, trabaje en una bodega pequeña en Priorat, España y ya en 2014 me establecí en Tierras Altas.

- ¿Si tuvieras que elegir tres varietales tintos y tres blancos, cuáles serían?

- En este caso mis elecciones se basan en los grandes momentos que viví elaborándolos afuera: Garnacha blanca, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Cariñena, Pinot Noir, Merlot.

- ¿Si tuvieras que elegir una palabra para tu estilo de vinificar cuál sería?

- Aún no siento que tenga un estilo definido, falta camino que recorrer para eso. Me gusta divertirme y soy mucho de probar diferentes técnicas y protocolos pero siempre tratando de respetar cada uva y su tipicidad.

- Tuviste algún mentor dentro de la Enología?

Aprendí mucho de Juliana Pérez Cavagnaro.

- ¿Cómo ves la industria vitivinícola a futuro?

- Concentradísima en lo masivo por un lado y súper diversificada en cada vez más pequeños proyectos de nicho y entusiastas fanáticos del vino que se animan a elaborar su propio vino.

- ¿Cuál creés que es la forma de ganar consumidores?

- Seguir deconstruyendo la idea de que solo se puede beber vino si sabes de vino, hoy en día cada vez la gente entiende mas de vinos y esto nos ayuda a nosotros a mantener la calidad, pero tenemos que aprender a comunicar con mayor facilidad al vino, y creo que eso están haciendo muchos de los enólogos más jóvenes.

- ¿Si tuvieras que elegir una persona de difícil acceso (un familiar que ya no esté, un personaje de la historia, o un famoso) a quien elegirías para tomarte un vino?

- Sin dudas elegiría mi bisabuelo, ya que he escuchado tanto en la familia sobre él, que amaría compartir un vino y escucharlo.

- ¿Cómo te ves en 10 años?

- Nunca he hecho esa proyección sobre mí mismo, pero espero en 10 años seguir disfrutando de lo que hago como ahora y haber aportado lo mejor de mí al proyecto que estamos llevando.

- ¿Qué pensás que hace al vino único entre tantas bebidas?

- Que cada vino que existe es único e irrepetible y nos podemos pasar la vida entera tomando un vino tras otro y siempre va a ser una nueva experiencia.

- Contanos sobre Tierras Altas

Tierras Altas es un proyecto de bodega familiar pequeña. Principalmente elaboramos Malbec, aunque también Cabernet Sauvignon, Merlot, ahora también Bonarda y próximamente Cabernet Franc.

- ¿Cuánto producen actualmente?

- Entre 100 mil y 150 mil litros al año.

- ¿De dónde obtienen la uva?

- Todo de viñedos propios. En Carrodilla finca La España, plantado en 1999 año de comienzo de construcción de la bodega y en Vistalba finca la linda donde contamos con Malbec plantado en 1912 lo más antiguo.

Degustación

Tierras Altas Malbec Estate

Varietal: 100% Malbec (Finca La España, Finca La Linda, Luján de Cuyo)

Crianza: 6 meses en barrica de roble francés y 6 meses en barrica de roble americano.

Vista: Color rojo profundo con tonalidades violáceas, de lágrimas finas con caída rápida.

Nariz: Encontramos aromas típicos del varietal que recuerdan frutos rojos maduros, aromas a ciruelas y frutillas, por detrás aromas a vainilla aportados por su crianza en barrica.

Boca: de entrada equilibrada con buena acidez que aporta frescura, recuerda sabores a mermeladas de frutos rojos y vainilla.

Opinión personal: Buen exponente de los Malbec de la Primera Zona. Se nota la madures de la fruta en sus características, increíble color, aromas muy marcados y que aparecen mientras uno disfruta de la copa de vino, en boca interesante con una acidez buena y equilibrada presencia de perfiles a mermeladas, también encontramos sabores que recuerdan la vainilla y chocolate amargo, con un final de boca agradable que invita a tomar más.

Tierras Altas Homenajes Gran Reserva Malbec

Varietal: 100% Malbec (Finca La Linda, Lujan de Cuyo)

Crianza: 12 meses en barrica de roble americano de primer uso.

Vista: De color rojo profundo con tonalidades violáceas, de lágrimas gruesas con caída lenta.

Nariz: Encontramos aromas de frutos negros como el arándano, y la grosella, encontramos aromas a cacao y vainilla por su crianza en barricas de roble.

Boca: posee una entrada elegante con taninos redondeados, una untuosidad muy marcada, encontramos sabores que recuerdan las frutas nombradas en nariz, y sobre el final una nota balsámica que redondea la boca.

Opinión personal: Malbec elegante, de color rojo profundo con tonalidades negra. En nariz encontramos aromas expresivos y muy atractivos. Encontramos una buena combinación de fruta negra como el arándano y la grosella, detrás aparece aromas a vainilla. En boca tenemos una entrada equilibrada con taninos perfectamente redondeados, de gran untuosidad, encontramos sabores herbáceos, ciruelas maduras. Su complejidad nos lleva también a notas chocolatosas, sobre el final aparecen notas balsámicas que redondean la boca y nos dejan un final de boca que parece nunca terminar. Recomendación importante abrir mínimo 1 hora antes de tomarlo para lograr una correcta aireación.

Tierras Altas Gran Reserva Dedicado Juanita Arizu Malbec 2013

Varietal: 100% Malbec (parcelas seleccionadas en Luján de Cuyo, Mendoza)

Crianza: 26 meses en barricas de roble francés de primer uso y posterior estiva de 24 meses en botella.

Vista: De color Rojo con tonalidades Granates intensas, de lágrimas finas con caída lenta.

Nariz: Aromas a frutos negros maduros que recuerdan la grosella y moras, aromas a tabaco y nuez aportados por su paso por barrica.

Boca: entrada elegante, de taninos redondos, buena frescura, aparecen sabores que recuerdan las frutas nombradas en nariz, sabores a frutos secos que recuerdan la nuez y almendra.

Opinión personal: Nos encontramos con el emblema de la bodega, en él podemos conocer un poco más de la familia, toda esa historia vitivinícola simplificada en una botella, donde no se escapa ningún detalle desde el viñedo hasta la botella, encontramos un vino que se encuentra en su mejor momento para ser consumido. En nariz aparecen aromas a frutos negros maduros que recuerdan la grosella y las moras acompañados de aromas a tabaco, cuero y frutos secos. En boca posee una entrada elegante con taninos redondeados, posee gran frescura a pesar de ser 2013 y tener 26 meses de crianza en barrica lo que habla del excelente cuidado. Encontramos sabores que recuerdan mermeladas de frutos negros y un final en boca suave que invita a tomar más de una copa. Para este vino también recomiendo sea abierto mínimo una hora antes de tomar para poder dejar que exprese todo su potencial.

Agradecimiento

Quiero agradecer a Freddy Vargas por hacerse el tiempo en medio del fraccionamiento de los vinos para recibirme en la bodega y poder conocer un poco más de su historia y de la historia familiar, ya que si bien compartir un parentesco no tenía el placer de conocerlo, también agradecer a Tierras Altas por abrirnos las puertas de la bodega y por los vinos aportados para la degustación de la nota. ¡Espero hayan disfrutado de la misma tanto como yo!

¡Salud y hasta la semana que viene!

Esta nota habla de: