Con una foto junto a un radical, Katopodis cerró su paso por Mendoza

El funcionario había sufrido el desaire del jefe comunal de Godoy Cruz, Tadeo García Zalazar y de Malargüe, Juan Manuel Ojeda a raíz de que argumentaron que los convenios que quería hacerles firmar "no decían nada".

Luego del tironeo que se vivió entre radicales y peronistas por la visita del ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, su despedida fue con la foto junto a un radical: el intendente de Rivadavia, Héctor Ronco.

El funcionario había sufrido el desaire del jefe comunal de Godoy Cruz, Tadeo García Zalazar y de Malargüe, Juan Manuel Ojeda a raíz de que argumentaron que los convenios que quería hacerles firmar "no decían nada". Los intendentes esperaban la aparición de, al menos, un listado concreto de obras y no una genérica declaración de intenciones.

Pero el funcionario de Alberto Fernández remontó la cuesta y mostró a los radicales mendocinos divididos, ya que quienes responden directamente al gobernador Rodolfo Suarez le agradecieron su visita con notorio contraste con aquellos que se vincula a Alfredo Cornejo, que remarcaron la politización de su visita.

Katopodis se va deshojando la margarita política mendocina

Al final de su accidentada gira, tuiteó: "Rivadavia, última parada de la visita a Mendoza. Con Miguel Ronco repasamos nuestra agenda de trabajo que incluye una Planta de Transferencia de Residuos, desagües en las calles Chañar y San Isidro, red de cloacas y la ampliación del Establecimiento Depurador Rivadavia".

Y agregó: "También conversamos sobre el apoyo de la Nación a comunidades del interior de Mendoza, sin importar el color partidario de los gobiernos locales".


Esta nota habla de: