Facundo Heras: "La ciudadanía tiene un rol de control del Estado y los funcionarios no pueden enojarse porque se les pida información"

El sociólogo Facundo Heras es el director ejecutivo de la Fundación Nuestra Mendoza. Como tal, ha resultado un innovador frente a cuestiones sociales y del Estado, por lo que reconocido por el CEM.

Equipo Memo

Un malentendido es que la innovación es un impulso valorable que les pertenece solamente a los que trabajan desde el mundo de lo digital. Es que hay muchas otras cosas en las que se buscan nuevos caminos para solucionar aspectos de la vida cotidiana, que requieren de inventiva y miradas novedosas, y que se consiguen en silencio. El disfrute de sus resultados tiene menos "prensa" que un logro de tipo empresario o en el mundo de la tecnología.

Facundo Heras es sociólogo, especialista en Gestión de las Organizaciones, diplomado en herramientas para la implementación de los ODS en las Organizaciones y Maestrando en Política y Planificación Social. Hace 10 años se desempeña como director ejecutivo de Fundación Nuestra Mendoza.

Precisamente fue el CEM (Consejo Empresario Mendocino) la entidad que en el año 2022 cómo Joven Mendocino destacado en la categoría "Compromiso con la Comunidad". Emergió allí su condición y su esfuerzo, en medio de mucha otra inventiva merecidamente destacada en el mismo acto, aunque con un perfil que ha quedado solapado por la "sorpresa" que generan las ciencias duras por sobre las sociales.

Hablamos con el premiado impulsor de iniciativas exitosas.

- Fuiste premiado como uno de los "jóvenes destacados" por el CEM en una terna poderosa. ¿Representa un reconocimiento al rol social y de transparencia que pocas veces se visualiza en los medios?

- Sí, claro... Reconocer por su trabajo a una persona que aborda estos temas es darle importancia a los mismos, es darles un lugar de relevancia a la hora de pensar cómo es posible una sociedad más justa y equitativa. A nivel personal el reconocimiento es una gratificación importante, es un apoyo al trabajo que uno viene realizando desde hace muchos años desde la sociedad civil y, a su vez es un compromiso a redoblar los esfuerzos en el trabajo diario.

Heras, al momento de recibir el premio del CEM.

- ¿Cómo calificás el nivel de transparencia de Mendoza, teniendo en cuenta tanto a lo público como lo privado?

- Yo creo que Mendoza cuenta con importantes herramientas que favorecen a la transparencia, entre ellas podemos nombrar la Ley de Acceso a la Información Pública, al portal de compras de la Provincia (Compr.ar), los Planes de Metas en algunos municipios y la implementación de Audiencias Públicas en diferentes ocasiones por nombrar algunos.

Hoy en Mendoza contamos con herramientas (muchas veces de muy baja difusión) que permiten a las organizaciones sociales y a la ciudadanía en general, acceder a más y mejor información que hace un par de años atrás o bien herramientas que nos facilitan la tarea de búsqueda de información respecto a lo que sucede en otras provincias, sin embargo, aún existe mucho camino por transitar para seguir mejorando la transparencia; hay un dicho que dice "hecha la Ley, hecha la trampa"... Con esto quiero decir que son herramientas que colaboran y que marcan un rumbo, pero siempre dejan lugar a interpretaciones, vacíos y/o algunos grises, por lo que deben ser revisadas y actualizadas regularmente.

Desde la Fundación hemos realizado diversos informes y en los mismos hemos planteado diferentes acciones que creemos importante contemplar e implementar.

- ¿En qué áreas la fundación ha tenido más resistencia a brindar datos y en cuáles ha fluido con normalidad?

- En nuestro caso, el principal problema que nos hemos encontrado ha pasado por la falta de conocimiento de algunos funcionarios respecto de la obligación de brindar la información (esto cada vez sucede menos), o también nos hemos enfrentado a situaciones donde la información que se brinda es demasiado genérica sin responder concretamente lo que se consulta. Frente a este tipo de situaciones hemos activado los procedimientos contemplados en la Ley 9070 (Ley de Acceso a la Información Pública) logrando que la Oficina de Ética Pública los intime a completar la información solicitada y también generando instancias de mediación con diferentes funcionarios. 

En estas instancias hemos podido identificar que uno de los principales problemas para brindar determinado tipo de información tiene que ver con el trabajo o el esfuerzo que implica para el sector público sistematizar o individualizar la información solicitada cuando la misma ha sido procesada de una manera diferente.

Compras del Estado en pandemia: que halló el monitoreo de la Fundación Nuestra Mendoza

La dilatación en los tiempos de entrega de información, excediendo lo contemplado por la ley (15 días hábiles con la posibilidad de una prórroga justificada por otros 15 días más), es otro aspecto a trabajar y mejorar, dado que si la información no se brinda a tiempo la misma puede perder sentido.

Un aspecto más que me gustaría mencionar desde lo que ha sido nuestra experiencia, es que, si bien puede no expresarse como resistencia, aún hay funcionarios que se molestan cuando reciben una solicitud de Acceso a Información Pública, lo que deja en evidencia que la batalla cultural por la transparencia aún está lejos de triunfar.

- ¿Funcionan los remedios institucionales para controlar al Estado y sus funcionarios, tanto en el manejo de recursos como en el desarrollo de la gestión?

- Yo creo que los remedios institucionales son muy necesarios, pero también creo que estos remedios deben ser revisados y discutidos a la luz de las experiencias transitadas y de las miradas y opiniones fundadas de diversos actores de la sociedad.

Es fundamental que los diferentes poderes mantengan su independencia y que quienes "controlan" al Estado y a sus funcionarios tengan total independencia presupuestaria y funcional para realizar su trabajo de la mejor manera posible.

Por último, creo que no se puede dejar de lado en una Democracia, el rol estratégico que tiene la ciudadanía para monitorear, proponer y exigir rendición de cuentas y un correcto desempeño de quiénes los representan y de aquellos que ocupan lugares en el Estado, por lo cual una "ciudadanía activa y comprometida" es crucial para un correcto manejo de recursos y una buena gestión.

- ¿Qué propondrías al gobierno mendocino como acción a tener en cuenta?

- Hay algunas cosas que creo que serían muy positivas, como la incorporación del canal de denuncias anónimas para denunciar comportamientos o prácticas indebidas de los funcionarios, la transparencia en la contratación de pauta publicitaria, la regulación de un mecanismo de iniciativa popular para temas legislativos, la publicación periódica de los avances en sus compromisos de gobierno o la correcta y transparente implementación de Presupuestos por Programas (Dando cumplimiento a lo que plantea la ley 8706 de Administración Financiera en su art. 206). También considero que es vital pensar la transparencia pero en un contexto más amplio que es el de Gobierno Abierto, entendiendo que transparentar información gana sentido cuando la información que se abre es la que demanda la ciudadanía y que se lo hace en formatos y lenguaje comprensibles para el común de esta; por lo que pensar la transparencia sin sus necesarias instancias de participación ciudadana puede carecer de sentido o, al menos, perder su potencialidad.

Haciendo referencia a la participación ciudadana y tomando como ejemplo lo sucedido con el CEAS (Consejo Económico Ambiental y Social) propondría pensarla y planificarla muy bien en función de los objetivos que se persigan. Generar instancias de participación no se trata simplemente de convocar si no de garantizar empoderamiento de los diversos actores y posibilidad real de modificar el estado de situación.

Por último, creo que es fundamental difundir de forma masiva las herramientas y mecanismos con las que cuenta la ciudadanía para participar, conocer y colaborar en la construcción de una mejor Mendoza y las formas en cómo hacer uso de ellas. A su vez resulta necesario repensar junto a diferentes actores de la Provincia la "calidad" de cada una de estas herramientas y las posibilidades de mejorarlas y/o de generar nuevas instancias.

Repasá abajo con clic en cada título todos los Perfiles de Memo

Coach Valentín, el mendocino que abre su gym en Miami: "Para alcanzar tus sueños no basta con solo desear, hay que actuar"

Gerardo Mercado, de Los Tilos: "En gastronomía, hay que innovar; no sirve que todos hagamos lo mismo"

Basile y Selada: más allá del vino, el gin de la Ruta Sanmartiniana

Enrique Chrabolowsky: "Hay que pensar en vinos que en relación precio - calidad, resulten accesibles"

Alfredo Aciar: Qué es, cómo y por qué debe profundizarse la internacionalización de Mendoza

Celso Jaque: "Cuando te eligen, es para que concretes proyectos y cumplas con tu responsabilidad"

Francisco Lo Presti: Cuál será su primera acción, las picardías del traspaso y su futuro en Las Heras

Graciela Bertancud, el colegio TAE y los robóticos premiados en Singapur: "Queremos que sean ciudadanos globales"

Pupi Agüero, referente cultural y militante: "El peronismo está vivo en Mendoza"

Bravo, familia climatizadora: "Estamos dispuestos a capacitar para que la gente tenga trabajo"

Sebastián Zuccardi: "Tenemos las condiciones para soñar con una Mendoza de excelencia"

Carlos Abihaggle: el agua, la nueva economía, el Paso a Chile y ¿con quiénes crear un "municipio 19"?

Andrés Zavattieri: "Hace falta un acuerdo de 5 puntos para que Mendoza se proyecte y crezca"

Kevin Alcalde: "El futuro gobernador debe apostar por el talento que tenemos en Mendoza"

Julio Chretien: "Mendoza necesita empresarios que inviertan en un proyecto de crecimiento público y privado, con una proyección futura"

Andrea Bonfanti, la ingeniera industrial que fabrica Besos y Abrazos para beber

Hebe Casado: "¡Obvio que yo soy mucho más simpática y empática que Cornejo!"

Valeria Rómoli va por Junín: "Vemos funcionarios que han aumentado exponencialmente sus bienes personales"

Marcos Jofré y la experiencia de una empresa vitivinícola argentino chilena

Diego Stortini: La producción, la política, el gremialismo empresario y qué debería hacer el próximo gobernador

Pablo Salvador, decodificador de datos duros y su equipo de "lanzaeconomistas"

Alejandra Muscolini, creativa: Exportar contenidos porque son buenos y no por tener mano de obra "barata"

Julián Groisman, entre un nuevo campo y una nueva ciudad

Néstor Nardella, de los dos lados del escenario (y también detrás de escena)

Jorge Nelson Ripa, un "caballero de la buena mesa" y pionero del comercio exterior

Alejandro Chocrón: "Vas al exterior y Mendoza tiene mejor imagen que el país"

De la Reta, el emprendedor silencioso: "El orgullo de ser mendocino tiene que ser eterno"

Edgardo Civit Evans y los jubilados mendocinos con los pibes de Milei: ¿por qué?

Mauricio Pinti, el radical "vice" de Maipú: qué hará, por qué no ganan y qué pasó

Sub30: qué Mendoza esperan los jóvenes para dentro de 30 años

Franco Totero: "Una Mendoza industrial y con trabajo"

Ignacio Conte: Una Mendoza que promueva las nuevas tecnologías

Sofía Romano: Todas las generaciones unidas en pos del crecimiento

Marcos Bruno: Mendoza llevará soluciones a todo el planeta

Bruno Magnani: Vamos por el buen camino, pero queda mucho por andar

Nicolás Sallei: Una Mendoza cripto, con educación de avanzada y sustentable

Mariana Echevarrieta: "Una Mendoza independiente, pujante y soñadora"

Federico Ponce: Mendoza será la nueva California

Kurt Ottosen: Trazar qué clase de Mendoza en qué Argentina queremos

Manuel Pereyra: No se puede cambiar Mendoza sin cambiar la Argentina

Sofía Perfumo: Mi Mendoza, dentro de 30 años

Esta nota habla de:

Tenés que saberlo